viernes. 02.12.2022
TRANSPORTE

Asemtrasan no secundará la huelga en el transporte

"No se dan las circunstancias en este momento para volver a un estado de conflictividad".

Marcha lenta de camiones en la autovía | Foto: Archivo
Marcha lenta de camiones en la autovía | Foto: Archivo

La Asociación de Empresarios de Transportes de Mercancías por Carretera de Santander y Cantabria (Asemtrasan) ha decidido en la mañana del sábado en asamblea no secundar los paros indefinidos convocados a partir del lunes por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías.

Según han informado, la asamblea de Asemtrasan ha decidido, previa consulta con sus asociados, no secundar el cese de actividad, porque, en su opinión, "no se dan las circunstancias en este momento para volver a un estado de conflictividad" como el ocurrido el pasado mes de marzo.

La Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías denuncia la falta de compromiso del Ministerio de Transporte con los acuerdos alcanzados tras el paro de marzo con los sindicatos y organizaciones de los transportistas.

La huelga ha sido convocada para el próximo lunes 14 tras una votación interna de la Plataforma Nacional en Defensa del Sector del Transporte en la que el 96% de los votos refrendaron la convocatoria. Los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO, han rechazado estos paros y no secundarán la convocatoria, al igual que el Comité Nacional del Transporte por Carretera. La huelga es de carácter indefinido y se produce muy cerca del 25 de noviembre, día del Black Friday, una campaña en la que el consumo se dispara y por tanto las entregas de reparto. En el horizonte está también la campaña de Navidad.

La plataforma denuncia que las autoridades no han vigilado lo suficiente el cumplimiento de la Ley de costes y de la Ley de carga y descarga, que controlan y evitan que los transportistas trabajen a pérdidas. Los transportistas exigen compromiso y vigilancia de las autoridades en esta materia.

El aumento de los precios, especialmente del combustible, ha provocado un aumento en el coste de la actividad de los transportistas, que exigen al Ministerio que cumpla con la normativa aprobada para evitar que trabajen a pérdidas.

En el mes de marzo, la huelga de transporte llegó a paralizar parcialmente parte de la economía al ralentizar o detener los repartos. El efecto de esta nueva convocatoria dependerá del número de transportistas que secunden la convocatoria y cuánto dure esta.

Comentarios