martes. 27.02.2024

Un argayo de 80 metros de ancho ha obligado a cortar la Autovía del Cantábrico (A-8), a la altura de Valdáliga desde primera hora de este sábado. El desprendimiento ha ocurrido, exactamente, en el punto kilométrico 254 y ha afectado al tramo que va desde el p.k. 258 hasta el 249 de la A-8.

El desprendimiento, de importantes dimensiones, ha afectado por completo a los tres carriles y, aunque los operarios están trabajando desde el primero momento en la retirada de la tierra, desde la Delegación del Gobierno de Cantabria aseguran que los trabajos podrían alargarse hasta el lunes. De momento, se han habilitado desvíos por la N-634, entre los puntos afectados.

A través de su cuenta de Twitter, el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha avisado del suceso, que se ha producido en una zona en la que los operarios de Carreteras estaban reparando el talud de Caviedes desde hace unos días.

Un argayo de 80 metros corta la A-8 a la altura de Valdáliga en sentido Vizcaya