lunes. 15.04.2024
En un verano tan atípico como el que estamos viviendo resulta muy complicado hacer planes. Por eso cuando el sol sale de su escondite, todos nos apresuramos a llevarnos la toalla al hombro y dirigirnos a la playa más cercana, en la que pasear, bañarnos o broncearnos tumbados en la arena.

Aquí si hay playa, pero no hay sol
Comentarios