martes 26/10/21
SANTANDER

El aparcamiento de Mendicouague, proyecto promovido por De la Serna, era un “fracaso anunciado”

La asociación Parque de Mendicouague ha señalado que el proyecto “nunca fue demandado” por los vecinos, que consideran negligente la actuación del alcalde.

Los vecinos consideran negligente la actuación de De la Serna en el aparcamiento de Mendicouague
Los vecinos consideran negligente la actuación de De la Serna en el aparcamiento de Mendicouague

La asociación cívico vecinal Parque de Mendicouague ha afirmado este jueves que el aparcamiento subterráneo era "un fracaso anunciado", y ha señalado que el hecho de que la empresa que lo explota -Aparcamiento Mendicouague S.L.- haya entrado en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos), "muestra el fracaso del proyecto promovido por el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna".

El colectivo señala en una nota de prensa que este polémico aparcamiento "nunca fue demandado por los vecinos" y opina que De la Serna y su equipo de Gobierno "actuaron de forma negligente utilizando para sus pretensiones el amparo de su mayoría absoluta y el apoyo de personas concretas para suplantar la opinión de los vecinos con la finalidad de sacar adelante un proyecto que ya nació muerto".

La asociación explica que desde que se inauguró a finales del año 2013, "de las 406 plazas que tiene, los vecinos solamente hemos observado entre 10 y 20 vehículos en su interior y únicamente se ha habilitado una planta de las tres construidas".

"De las 406 plazas que tiene, los vecinos solamente hemos observado entre 10 y 20 vehículos en su interior y únicamente se ha habilitado una planta de las tres construidas"

En esta misma línea, afirma que "no fue necesario mucho tiempo para ver que la demanda de plazas para residentes no existía incluso después de la modificación de la ordenanza reguladora de plazas de aparcamiento para residentes que facilita la forma de adjudicación y la posibilidad de ofertar plazas en régimen de alquiler o en rotación".

Así, afirma que según los datos facilitados por el Ayuntamiento, a fecha 24 de septiembre de 2014, solamente se habían adjudicado dos plazas para residentes y se habían solicitado 25 en régimen de alquiler.

La asociación Parque Mendicouague recuerda que "vecinos, numerosos colectivos, entidades y asociaciones mostraron su desacuerdo con la construcción del aparcamiento subterráneo en el terreno del Parque Mendicouague y se desató una gran polémica desde que se dio a conocer el proyecto llegándose a presentar al ayuntamiento más de 6.000 firmas en contra de su construcción".

Destaca también que el parque estuvo "cerrado al uso de los ciudadanos durante cuatro años por sucesivos retrasos debidos a irregularidades que no fueron previstas en el proyecto".

En su opinión, el alcalde y el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander "trataron de desacreditar a los vecinos discrepantes con el proyecto y negaron cualquier iniciativa que pusiera en cuestión su construcción o alternativas al mismo".

El alcalde y el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander "trataron de desacreditar a los vecinos discrepantes con el proyecto"

Critica además que desde el Ayuntamiento, "se siga diciendo que su construcción obedece a una demanda vecinal", cuando según asegura, "los únicos vecinos que han aplaudido el proyecto han sido algunos miembros de las juntas directivas de las asociaciones de vecinos del Barrio San Francisco, Las Peñucas y de la FECAV".

La asociación cívico vecinal Parque Mendicouague, contraria al proyecto, afirma que "no fue consultada ni tenida en cuenta", y añade que para el alcalde y su equipo de Gobierno, parece que "sólo son vecinos las personas que apoyan sus iniciativas sin rechistar".

Por otro lado, señala que la construcción del aparcamiento se inició "en plena crisis económica a sabiendas de que no existían perspectivas de su viabilidad, máxime cuando ya se habían producido fracasos de otros aparcamientos para residentes en Santander, como el de Tetuán", dice.

Señala por último que el presupuesto de la obra se cifró en siete millones y medio de euros y el Ayuntamiento tuvo que modificar posteriormente sus presupuestos municipales en el año 2013 para satisfacer una demanda de 820.000 euros presentada por la empresa ejecutora del proyecto.

Comentarios