lunes 25/10/21
SUCESOS

Ocho años al acusado de abusar de las hijas de su pareja: "No estaba en mis cabales"

El procesado ha achacado los tocamientos a cuestiones de "cercanía" y "jugueteo" con las pequeñas
Acusado de abusar de las hijas menores de su pareja, en el juicio contra él
Acusado de abusar de las hijas menores de su pareja, en el juicio contra él

El acusado de abusar sexualmente de las dos hijas menores de su pareja ha reconocido este miércoles los hechos en el juicio contra él, en el que además de declararse culpable ha pedido perdón. "No estaba dentro de mis cabales. En mi vida he hecho cosas así", ha manifestado.

El procesado ha achacado los tocamientos a cuestiones de "cercanía" y "jugueteo" con las pequeñas, con las que convivía y que tenían 6 y 11 años cuando empezaron --en enero de 2017 y hasta junio de 2019--. Así, tras admitir que se ha "excedido", ha aceptado la pena de ocho años y dos días de cárcel interesada para él en la vista, que se ha desarrollado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria con acuerdo de las partes.

La defensa y las acusaciones particulares -ejercidas por los padres de las víctimas- se han adherido al escrito y petición definitiva de la fiscal, que inicialmente solicitaba doce años de encarcelamiento por estos dos delitos continuados de abuso sexual a menor de 16 años.

El ministerio público ha modificado sus conclusiones provisionales tras el reconocimiento de los hechos y la conformidad de las partes, y para incluir la circunstancia atenuante de reparación del daño, ya que el implicado ha consignado antes del plenario 6.000 euros de los 12.000 reclamados en concepto de responsabilidad civil por los daños morales ocasionados a las pequeñas (los padres pedían 20.000 euros).

En la sentencia, que el tribunal dictará en base al acuerdo alcanzado, también se le impondrá el alejamiento de las niñas durante nueve años (no podrá acercarse a menos de 300 metros) y la libertad vigilada por seis años más tras su salida de prisión que ya se había solicitado. Pero además, en el fallo se le va a inhabilitar para ejercer la patria potestad o tutela de hijos menores durante seis años y para cualquier profesión u oficio -remunerado o no- que conlleve contacto regular y directo con menores durante nueve años.

El procesado se ha declarado culpable de los tocamientos a las niñas, en las zonas genitales y por encima y por debajo de la ropa. Según la fiscal, se produjeron en "múltiples" ocasiones a lo largo de dos años y medio, en las que el hombre, "guiado por el ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos" y aprovechando que la madre no estaba en casa, se metía en la cama de las niñas o se sentaba con ellas en el sofá.

Durante el interrogatorio al procesado se ha puesto de manifiesto el intercambio de mensajes de WhatsApp con la mayor de las hijas en los que aludían a lo sucedido. Al haber conformidad se ha renunciado a la prueba testifical y la pericial se ha reducido a la declaración, por videoconferencia, de la psicóloga del equipo que entrevistó a las menores y que se ha ratificado en su informe.

A preguntas del abogado de una de las acusaciones particulares, esta perito ha detallado que en la primera entrevista la declaración de las pequeñas fue "muy espontánea y abierta" y casi no hubo que hacer preguntas aclaratorias. Pero en la segunda exploración, al tener que repetir el relato de hechos, "se cerraron en banda" y entonces hubo que hacer cuestiones "más cerradas".

"LO SIENTO MUCHÍSIMO"

Tras la vista oral, la fiscal ha considerado que los hechos han quedado "absolutamente acreditados" y "no hay duda alguna" de los mismos, más si se tiene en cuenta que los ha reconocido el propio acusado, que abusó de las menores fue durante un periodo de tiempo "muy largo" y de forma "continua" además.

El juicio ha concluido con el derecho a la última palabra del acusado, que ha aprovechado para volver a pedir perdón. "Lo siento muchísimo", ha expresado.

Comentarios