domingo. 14.04.2024

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un portero de discoteca a un año y diez meses de prisión por dar dos puñetazos a un cliente en el mentón y la boca, que perdió varios dientes.

El juicio estaba señalado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria para la mañana de hoy, pero al inicio del mismo las partes han llegado a un acuerdo, según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

El acusado, que se ha declarado culpable y ha consignado judicialmente 8.000 euros -la totalidad de la indemnización solicitada-, ha sido condenado por un delito de lesiones, con la concurrencia de la circunstancia atenuante muy cualificada de reparación de daño.

Según los hechos que han quedado acreditados, el acusado intervino en un altercado entre varios clientes y decidió expulsar del local a uno de ellos, que se negó a marcharse.

Entonces, el ahora condenado le empujó y el cliente le devolvió el empujón, a lo que respondió "sin más contemplaciones y con claro ánimo de menoscabar su integridad física" con "dos violentos puñetazos, en el mentón y en la boca".

Como consecuencia de la agresión, el perjudicado sufrió lesiones en el cuello, pérdida de tres piezas dentales y movilidad en otras cuatro.

Un año y diez meses de prisión para un portero de discoteca por dar dos puñetazos a un...
Comentarios