miércoles 27/10/21
MALTRATO ANIMAL

“Hay alguien que se está dedicando a disparar y matar a los perros del pueblo”

Un vecino de Fresno del Río, que hace más de una semana perdió a sus dos perros, uno de ellos por un disparo, afirma que en las últimas semanas han aparecido otros animales heridos.

Bela (izq.) sigue desaparecida, y Zar (der.) ha muerto por un disparo. Foto: José María Torices
Bela (izq.) sigue desaparecida, y Zar (der.) ha muerto por un disparo. Foto: José María Torices

Hace más de una semana los perros de José María Torices, vecino de Fresno del Río, salieron a dar una vuelta por los terrenos colindantes a la finca de su propietario, como era habitual. Sin embargo, no solo no volvieron cuando deberían haberlo hecho, sino que solo regresó uno de ellos, más tarde y con un pequeño agujero en el costado. “Pensé que era un alambre, pero el veterinario me dijo que era un agujero de bala del calibre 22”, ha afirmado el hombre a este diario.

La bala, que salió por el otro costado, perforó un pulmón, que “es por lo que al final murió”. El otro animal todavía no ha regresado, por lo que Torices cree que “lo mataron en el acto y se deshicieron del cuerpo”.

Según ha revelado el vecino afectado, el Seprona sigue investigando y podrían existir algunos sospechosos, pero “no tienen pruebas”, por lo que todavía no se ha desvelado quien es el responsable. “Me temo que hay alguien que se está dedicando a matar a los perros”, ha opinado, pues al día siguiente de lo ocurrido, cuando habían caído cinco centímetros de nieve en Fresno del Río durante la noche, salió a buscar al perro desaparecido y pudo ver “volcaderos de perros y sangre fresca” sobre la nieve, de una herida reciente en alguno de los animales.

“Parecía que habían disparado a otro perro, pero nadie lo ha denunciado”, ha afirmado Torices, quien cree que el responsable “no es del pueblo, solo va por allí”, por lo que “puede ser cualquiera”. Asimismo, en los últimos días ha habido perros en Fresno del Río que han aparecido “con heridas en una oreja” o en otras partes del cuerpo a causa, presumiblemente, de disparos.

Parte de la familia

Como ha explicado Torices, no se trata solo de animales, sino que “forman parte de la familia”, por lo que solo desea “que le cojan y pague”. En concreto, el perro desaparecido es una hembra de labrador de nombre Bela, mientras que el perro que logró regresar y que finalmente falleció es un pastor vasco llamado Zar.

Sus afirmaciones mantienen la misma línea que el texto difundido por su familia a través de las redes sociales hace unos días, en el que el afectado declaraba que "quizá para ti sólo son dos perros, pero para mí y mi familia eran dos miembros más de la misma y tú has hecho que nos suponga a todos una gran pena su pérdida. Casi prefiero no saber quién eres, pero lo que sí haré será todo lo posible para que la justicia te alcance y te haga pagar por este acto criminal que denota un desequilibrio psiquiátrico, que seguro que ya lo estás sufriendo".

El revuelo mediático ha sido notable, sobre todo en su difusión a través de redes sociales. Tanto que incluso conocidos que viven en México “se han puesto en contacto conmigo para preguntar qué ha pasado”. “Espero que con el revuelo mediático deje de hacerlo”, ha expresado.

Comentarios