sábado. 04.02.2023

La Unión de Guardias Civiles (UnionGC) ha denunciado las "dificultades" de la Guardia Civil en Cantabria para atender las demandas de la ciudadanía y ha pedido más efectivos.

Así lo ha reclamado, en un comunicado, después de que este medio publicara la queja de una ciudadana que intentó poner una denuncia tras ser víctima de un robo en Santoña y se encontró con esta escueta respuesta por parte del agente que la atendió: “no podemos atenderla ahora mismo, vuelva usted mañana”. Después acudió a la Comandancia de Campogiro, en Santander, como le indicó el agente de Santoña, donde le dijeron que allí “no cogen denuncias” ya que ese servicio se ha centralizado en Camargo, pero en el Puesto Principal de Camargo tampoco hubo suerte.  Finalmente la afectada tuvo que poner la denuncia en la Comisaría de Policía Nacional de Santander.

En un comunicado, este colectivo ha señalado que el paso de los años ha envejecido la plantilla de la Guardia Civil de Cantabria y, tanto la aparición de nuevas realidades delictivas, como la "falta de atractivo" de las unidades operativas, ha "reducido drásticamente" su capacidad de respuesta, tanto en materia de seguridad ciudadana como en la Agrupación de Tráfico.

Ha indicado que la creación del equipo @rroba de respuesta a los delitos telemáticos tras el "gran incremento" de este tipo de hechos desde la pandemia; el aumento de plantilla de los equipos ROCA y la creación de los equipos VIOGEN de Compañía y nuevas unidades de fiscalización que han sustituido en dicha labor a los Comandantes de Puesto "no han hecho más que desnudar las unidades que deben dar respuesta inmediata a los problemas urgentes de los ciudadanos, aumentando considerablemente el tiempo de respuesta de patrullas y unidades de recepción de denuncias".

Además, ha señalado que la "falta" de incentivos económicos y laborales, así como de apoyo legislativo y la soledad del servicio de seguridad ciudadana, "desincentiva a los guardias civiles para permanecer en estas unidades". "Cada vez hay menos patrullas, lo que aumenta el riesgo físico en cada intervención, y supone a la vez, una carga de trabajo superior, y una mayor responsabilidad en cada actuación", ha apuntado.

UnionGC ha indicado también que puestos como Castro Urdiales o Camargo, los únicos con la categoría de Puestos Principales en Cantabria, "necesitarían cerca de 70 efectivos para comenzar a ser operativos, teniendo en la actualidad menos de 40 efectivos, y dedicando menos de la mitad a patrullar las calles". También ha apuntado que la primera Compañía, que se extiende desde Santander hasta Vega de Pas y atiende una población muy superior a los 100.000 habitantes, "logra dedicar a su atención el 45% de la plantilla en el mejor de los casos".

UnionGC ha indicado que esta "grave problemática" ha generado una "desbandada" en algunas unidades de seguridad ciudadana, que, según ha señalado, está viendo como muchos de sus miembros piden traslado a unidades de la vecina Vizcaya, "donde las plantillas no tienen problema de efectivos, la responsabilidad es menor y el salario sensiblemente más alto". Por todo ello, el colectivo ha solicitado a las diferentes Administraciones "que muestren empatía con la situación de la Guardia Civil, aumentando la oferta pública de empleo y el catálogo de las unidades en el caso del Ministerio del Interior".

También ha reclamado al Gobierno de Cantabria "que realice las gestiones oportunas para solicitar que el servicio a los ciudadanos de esta región se realice como se supone se debe hacer en una sociedad avanzada". Además, ha solicitado a los grupos parlamentarios "un poco de reflexión a la hora de modificar la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, y que no continúen con el desarme legislativo, que complica cada vez más la labor policial".

Comentarios