sábado. 26.11.2022

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha adjudicado el contrato de obras de mejora de la plataforma y tratamiento ambiental de la carretera N-621 de León a Santander por Potes, tramo Castro Cillorigo-Panes, del desfiladero de La Hermida, en Asturias y Cantabria, por un importe de 73,4 millones de euros.

Según ha informado el Ministerio, la carretera N-621 es la única vía de acceso desde la cornisa cantábrica hacia los valles de Camaleño, Liébana y Picos de Europa. A partir de la localidad de Potes, la carretera encara el puerto de San Glorio, a través del cual se accede a la provincia de León. Tiene un tráfico medio de 2.500 vehículos diarios, llegando a triplicarse en puntas durante los meses de verano debido al alto interés natural y paisajístico de la zona.

El objetivo de esta actuación es resolver y garantizar la accesibilidad en la zona, además de asegurar la continuidad de la circulación y mejorar la seguridad vial, todo ello salvaguardando los altos valores ambientales del entorno, explican desde el Ministerio.

El proyecto consiste en la mejora e integración ambiental de la carretera N-621 entre los puntos kilométricos 154,5 (Castro Cillórigo, Cantabria), y 174,5 (Panes, Asturias), en una longitud de 17,2 kilómetros que corresponden al paso por el desfiladero de La Hermida, en paralelo al curso del río Deva. Su trazado se ubica por tanto en Cantabria (11 kilómetros) y Asturias (9 kilómetros). El proyecto afecta a los términos municipales de Cillorigo de Liébana, Peñarrubia, Tresviso y Peñamellera Baja.

La carretera cuenta actualmente con 174 curvas de radio menor a 100 metros, de las cuales 11 tienen incluso menos de 25 metros. Con esta actuación, se pretende aumentar la seguridad y confort de los usuarios configurando una plataforma de dos carriles de 3 m. de anchura, arcenes de 1 m., cunetas de 0,50 m. y 0,50 m. más para los sistemas de contención. Para ello, es necesaria la construcción de 1.175 metros de estructuras laterales apoyadas, 2.556 metros de muros y 9.261 metros de voladizos.

También se reforzarán los sistemas de protección de la calzada contra desprendimientos de rocas de las laderas del desfiladero, se mejorarán los sistemas de contención contra la caída de vehículos al río, y se crearán nuevas zonas de estacionamiento y descanso. Asimismo, se mejora la señalización, el balizamiento y el drenaje.

Comentarios