martes. 27.02.2024

Adif restablecerá el 23 de diciembre la circulación ferroviaria entre Muriedas y Santander tras concluirse en este tramo "los trabajos más complejos y de mayor envergadura" que se vienen ejecutando dentro del proyecto de duplicación de vía entre Torrelavega y la capital cántabra y que no permitían mantener la prestación del servicio.

El resto de los trabajos de duplicación y electrificación seguirán avanzando con el objetivo de completar la doble vía en este tramo y en la estación de Nueva Montaña en 2024.

Concretamente, desde el día 23 estarán en servicio la vía I y la estación de Valdecilla; los apartaderos de Muriedas y los cruces en este punto de la línea, tanto para los servicios de viajeros como de mercancías, así como la salida a los talleres de mantenimiento de vehículos ferroviarios de Cajo.

Los trabajos que viene realizando Adif finalizarán el día 20 pero no se pondrán en servicio hasta tres días después por el periodo de formación de los maquinistas que circulan por la línea.

Las obras de plataforma de las vías, ya finalizada, han consistido en la excavación de cerca de 130.000 tn, se han empleado en torno a 50.000 m3 de piedra de cantera y 36.000 m3 de zahorras. Además, se han empleado 56.000 tn de balasto para colocar los 7,5 km de vía nueva, incluyendo la bifurcación de la estación de Santander.

También se han instalado 17 aparatos de desvíos y se han colocado 150 postes de electrificación, incluyendo pórticos y semipórticos, y se ha suministrado y tendido cable de alimentación en 7 kilómetros, así como otros tantos de tendido de catenaria.

En la estación de Valdecilla, se ha adecuado el andén que da servicio a la vía I y se está trabajando en la instalación de un nuevo andén en la vía II, uniéndose ambos a través de una pasarela peatonal y un ascensor para favorecer la movilidad. Además, se dotará a los andenes de nueva señalética e iluminación.

Las actuaciones han incluido también la ejecución de estructuras complejas debido al terreno por donde discurre el trazado, como pantallas de pilotes de 25 metros de profundidad, con anclajes de 27 m de longitud.

Asimismo, se han adecuado y renovado pasos superiores y pasos de fauna; se han construido drenajes transversales; muros de contención por la proximidad a la Carretera Nacional N-623 (Burgos-Bilbao), y se ha realizado excavaciones para conseguir taludes estables por la proximidad de viviendas y fábricas que han sido anclados al terreno con un sistema de sostenimiento de hormigón proyectado.

Para la gestión de la circulación desde el Centro de Regulación y Control (CRC) se han instalado dos enclavamientos en Muriedas y Santander, dotados de nueva tecnología y los máximos estándares en seguridad.

Las actuaciones han completado nuevas canalizaciones, la instalación de 50 nuevas señales y 20 motores de aguja, además del sistema de protección ASFA digital, asociado a cada señal, como circuitos de vía sin juntas de última generación para detectar la ubicación del tren y establecer de forma segura y automática los itinerarios.

Desde Adif se ha recordado que el proyecto de duplicación de vía desarrolladas entre Torrelavega y Santander con una inversión de 138 millones servirán para mejorar los tiempos de viaje, aumentar la capacidad de circulación, la fiabilidad de la infraestructura y dejarán la vía preparada para la llegada de la alta velocidad.

Incluyen la construcción de una nueva vía paralela a la actual, la duplicación del sistema de electrificación (catenaria) y la adaptación y mejora de pasos inferiores, superiores, puentes y sistemas de drenaje.

También supondrá la adaptación de las estaciones de los trayectos duplicados, tanto en lo relacionado con la circulación como para los viajeros, con nuevos andenes, rampas y pasos que favorezcan su movilidad. Además, realizará el cerramiento de la línea y se instalarán pantallas acústicas.

El proyecto de duplicación dotará a la línea de nuevas instalaciones de seguridad y comunicaciones, que ampliarán la operatividad y capacidad de circulación, entre ellas, la sustitución de los enclavamientos eléctricos (dispositivos que accionan todos los elementos para determinar las rutas de los trenes); y la instalación de Bloqueo Automático en vía Banalizada (BAB), que permite el uso de ambas vías en las dos direcciones; así como su integración en el Centro de Regulación de Circulación (CRC) de Santander.

 

Adif restablecerá el 23 de diciembre la circulación entre Muriedas y Santander
Comentarios