lunes. 20.05.2024

Adif continuará con la modernización de la electrificación de la red de Cercanías de ancho métrico de Cantabria con la construcción de una nueva subestación eléctrica en Requejada, en el punto kilométrico 509/200 de la línea Santander-Cabezón de la Sal, que supondrá una inversión de 3,2 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de 12 meses. Así lo ha anunciado este martes en un comunicado el administrador ferroviario, que ha explicado que la subestación mejorará la fiabilidad en la alimentación de la línea, incluso en caso de incidencias con caída de tensión de subestaciones colindantes, y potenciará la capacidad de circulación de la red.

El proyecto, incluido en el Plan de Cercanías de Cantabria, se acaba de adjudicar a la UTE integrada por las empresas Teléfonos, Líneas y Centrales y Eiffage Energía. Las subestaciones son instalaciones encargadas de recibir el suministro eléctrico y adecuarlo a las características que precisa el tipo de electrificación de la línea que deben alimentar.

La de Requejada contará con dos grupos de tracción de 1.250 kW de potencia para satisfacer la demanda de los trenes a los que da servicio. El hecho de ser bi-grupo contribuye a mejorar la fiabilidad, ya que, en caso de fallo de uno de los grupos, la subestación operará con el segundo.

La actuación se enmarca en el proyecto de incrementar y modernizar las instalaciones de las subestaciones eléctricas que alimentan las líneas de Cercanías de ancho métrico de Cantabria. Así, se potencia también la capacidad de la red. En este contexto, en noviembre de 2022, Adif licitó por dos millones de euros la renovación de otras dos subestaciones eléctricas: la de Puente San Miguel, que forma parte de la línea Santander-Cabezón de la Sal; y la de Orejo, en la línea Santander-Liérganes.

Adif construirá una subestación eléctrica en Requejada
Comentarios