lunes. 15.04.2024

La investigación abierta a raíz de la intoxicación alimentaria en un restaurante de Salamanca este pasado verano, en el que se celebraban dos bodas y tras la que falleció una invitada a una de ellas -una anciana cántabra, abuela de la novia- se ha dado por cerrada.

Concluyen así las pesquisas iniciadas a raíz de estos hechos y del luctuoso suceso sin que se haya podido iniciar expediente sancionador contra nadie, pues las diligencias practicadas no han permitido identificar al culpable de la contaminación alimentaria, han informado a Europa Press fuentes conocedoras del caso.

Los hechos sucedieron a finales de julio de 2023, cuando una cántabra de 95 años falleció en Salamanca por una posible intoxicación durante una boda. Días después fue enterrada en el cementerio de Carrejo (Cabezón de la Sal), tras un funeral en la iglesia del pueblo.

La mujer fue hallada sin vida después de haber asistido a la boda de su nieta, celebrada en un establecimiento donde hubo varios afectados por la posible intoxicación. La Guardia Civil se encargó del esclarecimiento de la muerte de la anciana, mientras que Salud Pública investigó la posible intoxicación alimentaria que llevó a urgencias a varias personas que habían estado en el mismo restaurante.

Acaba sin culpables la investigación por la intoxicación en una boda de Salamanca tras...
Comentarios