domingo 5/12/21

La política española ha llegado a tal punto de crispación que da la sensación de que no se puede practicar si no es metiéndose con el rival. Y si no, que se lo pregunten a Isabel Díaz Ayuso, que desde que terminaron las elecciones madrileñas ya no está tan presente en la actualidad política. Como señala Toño, debe de estar aburriéndose.

Comentarios