jueves 28/10/21
SANTANDER

Abiertos 181 expedientes municipales de insalubridad en 2015, un 12% más que el año anterior

El Ayuntamiento  inició los procedimientos por insalubridad e incumplimiento del deber de conservación en solares, viviendas, patios y locales, así como por vertidos a la vía pública.

El Ayuntamiento de Santander abrió en 2015 un total de 181 expedientes por insalubridad e incumplimiento del deber de conservación en solares, viviendas, patios y locales, así como por vertidos a la vía pública, un 12,4% más que en 2014, cuando fueron 161.

La mayor parte de los expedientes abiertos en 2015 correspondieron a solares, que representan dos de cada tres procedimientos iniciados, según los datos aportados, en un comunicado, por el Consistorio.

Señala que se contabilizaron 120 expedientes de este tipo, un 11,1% más que el año anterior.

En segundo lugar, se situaron las actuaciones relacionadas con vertidos a la vía pública, con 28 casos el pasado año, 6 más que en 2014.

También destaca el incremento de los procedimientos iniciados sobre viviendas, un total de 18 expedientes, el doble que un año antes.

Por su parte, los expedientes por insalubridad o incumplimiento del deber de conservación en locales se mantuvieron estables, con 9 procedimientos el pasado año (los mismos que en 2014), y descendieron las actuaciones relacionadas con patios, al pasar de 13 a 6.

En todos estas actuaciones se ordenó a los responsables de estas propiedades adoptar las medidas necesarias para garantizar el adecuado mantenimiento de dichos espacios y el respeto de las condiciones de higiene y salubridad.

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha señalado que los propietarios tienen la "obligación" de mantener estos espacios en buen estado y ha defendido que, con estos expedientes, el Ayuntamiento "vela por el cumplimiento de la normativa y, sobre todo, por garantizar la seguridad y salud de los vecinos".

Estas actuaciones se pueden iniciar tanto de oficio, desde el propio Ayuntamiento, como a raíz de denuncias ciudadanas.

Una vez formulada la denuncia, la Policía Local comprueba la situación del espacio, emite un informe que se remite al servicio municipal de Salud, desde donde se envía al propietario o responsable de los hechos denunciados una carta con el plazo otorgado para realizar los trabajos de limpieza o las actuaciones necesarias para reponer el espacio a su estado original.

Una vez superado dicho plazo, si no se ha atendido el requerimiento del servicio de Salud, se emite un nuevo informe y se imponen multas al responsable, llegando en último caso a ejecutar los trabajos el Ayuntamiento de forma subsidiaria, cobrando posteriormente al propietario el importe de los mismos.

Comentarios