sábado 27/11/21
CAMARGO

Abierta completamente al tráfico La Acera de Maliaño tras las obras de reparación del firme

Las obras se han llevado a cabo en el mes de agosto con el objetivo de minimizar las molestias que podrían ocasionarse en el tráfico rodado.

La Acera Foto Alberto G Ibañez
La Acera. Foto: Alberto G Ibañez

Desde hace unos días está abierto al tráfico el tramo de la Avenida de Cantabria conocido como La Acera de Maliaño, tras las obras de reparación del firme realizadas por el Ayuntamiento de Camargo, consistentes en la retirada del adoquinado y su sustitución por asfalto estampado que simula apariencia de adoquín.

Estos trabajos impulsados por el Equipo de Gobierno (PSOE-PRC) han puesto fin a los problemas que se habían generado en ese vial, donde los numerosos adoquines sueltos a consecuencia del paso de vehículos pesados permitidos en la pasada legislatura habían provocado la aparición de baches y numerosos charcos que dificultaban la circulación de vehículos, motos y bicicletas.

De esta manera, se ha solucionado un problema de calado en este importante vial que es muy empleado a lo largo del año tanto por los residentes en la zona como por aquellos que emplean la calle como vía de salida y entrada del municipio, o por quienes se dirigen a las estaciones de ferrocarril, o a dependencias municipales como La Vidriera o las ubicadas en Cros.

En concreto, las obras han afectado a una superficie aproximada de 1.800 metros cuadrados, y han consistido en la retirada del adoquinado -se ha almacenado en una parcela municipal para que sea posible reutilizarlo en obras futuras-  y la posterior aplicación de aglomerado asfáltico que ha sido impreso mediante rejilla metálica para simular una apariencia de adoquín o piedra para ofrecer visualmente un aspecto similar al que tenía el tramo de calle hasta ahora, al que ha seguido la aplicación de un revestimiento para dotar a la superficie de mayor durabilidad.

Las obras se han llevado a cabo en el mes de agosto con el objetivo de minimizar las molestias que podrían ocasionarse en el tráfico rodado y, aún con todo, la calle ha seguido abierta al tráfico ya que se ha dejado abierto de manera alterna uno de los carriles regulado por semáforos para que los vehículos pudieran pasar.