sábado 16/10/21
INDUSTRIA

La “amenaza de cierre inminente” de Tinamenor afectaría a 79 trabajadores

CCOO alerta de que podría presentarse un ERE de extinción “en los próximos días”, lo que aumentaría el paro en Val de San Vicente en un 50%.

CCOO ha alertado del posible cierre de Tinamenor
CCOO ha alertado del posible cierre de Tinamenor

La industria cántabra atraviesa uno de los momentos más difíciles de los últimos años. La sucesión de cierres, Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y concursos de acreedores cada vez es más frecuente, y el último caso en sumarse a esta lista es el de Tinamenor S.L. Según ha advertido el sindicato CCOO, existe una "amenaza de cierre inminente" de la empresa de acuicultura, que podría presentar "en los próximos días" un ERE de extinción para sus 44 trabajadores fijos, aunque la pérdida de empleo ascendería a 79 personas (sumando eventuales e indirectos).

La empresa ubicada en Pesúes (Val de San Vicente) ha salido de concurso de acreedores la pasada semana y lo ha hecho con la aprobación de un convenio en el que destaca la quita de un 80% de la deuda, que era principalmente con el sector bancario y que ascendía a unos 35 millones de euros.

En concreto, las empresas GTN 2015 y 2005 KP Inversiones han pagado "unos siete millones de euros" por hacerse con la deuda de la planta cántabra, algo que el sindicato considera "sorprendente" que haya salido adelante. "Se han hecho con una ganga", ha señalado el secretario general de la Federación Agroalimentaria (Feagra) de CCOO, Jesús Villar.

Desde CCOO no se entiende cómo unos inversores, que cree que son "instrumentales", se han hecho con una empresa que opera actualmente sin concesión administrativa

Además, ha indicado que desde el sindicato no se entiende cómo unos inversores, que por el momento se desconoce quiénes son y que cree que son "instrumentales", se han hecho con una empresa que opera actualmente sin concesión administrativa de ocupación del suelo marítimo-terrestre en el que está ubicada y sin licencia de actividad.

Su homólogo en la Feagra de Cantabria, Jesús Gallo, ha alertado que, a pesar de tener "nuevos propietarios", Tinamenor tiene el mismo consejero delegado, Gustavo Larrazabal, quien tras la salida del concurso ha planteado un "sucedáneo" de plan de viabilidad "insuficiente y no creíble" en el que indica que los inversores no están dispuestos a poner más dinero en la empresa.

"No se comprometen a nada pero sí quieren que lo hagan terceros", ha lamentado Villar, que ha explicado que, en el marco de ese plan de viabilidad, solicitan una nueva concesión por un plazo mínimo de 25 años y piden al Gobierno de Cantabria que ponga "a fondo perdido" un total de 3,7 millones de euros para modernizar las instalaciones y poder continuar con la actividad.

Sin embargo, los sindicalistas ya han avanzado que el Ejecutivo regional "no va a acceder", algo que han considerado "normal" porque es invertir "a fondo perdido", y han señalado que en CCOO "tampoco estamos de acuerdo" con poner esa cantidad de dinero público en una empresa que, durante años, ha recibido "muchas subvenciones no sólo del Gobierno cántabro, sino también del central y de la Unión Europea".

Los sindicalistas han avanzado que el Ejecutivo regional "no va a acceder", algo que han considerado "normal" porque es invertir "a fondo perdido"

Ante esta situación, CCOO ha instado al Gobierno regional a exigir a Tinamenor un "plan de viabilidad serio y en el que la empresa se comprometa a realizar inversiones" y también le ha solicitado convocar a la Comisión de Seguimiento de esta planta, de la que forman parte el sindicato, los ejecutivos cántabro y estatal, el Consistorio y la compañía.

Asimismo, ha insistido en que en esa reunión debe comparecer el nuevo "propietario" de la empresa, es decir, el representante de GTN 2015, para dar explicaciones sobre sus planes para la planta cántabra. Y es que CCOO "teme" que, con su negativa a hacer inversiones en las instalaciones, quiera cerrar la planta cántabra y mantener sólo el negocio de Canarias, donde actualmente se procede al engorde de las lubinas criadas en la región.

Tanto los representantes de Feagra como los tres delegados de personal Ángel Fernández, José Luis Fernández y Josefina Fernández, todos de CCOO, han asegurado que la empresa, a pesar de haber mermado su producción sobre un 40-50% durante el periodo que ha estado en concurso de acreedores -desde agosto de 2015-, "sigue funcionando perfectamente" y no debe nada a sus trabajadores, que en su mayoría llevan entre 20 y 30 años trabajando en Tinamenor.

Han alertado que, de liquidarse la empresa, no sólo 79 personas se quedarían en el paro sino que además, al ser todas de "la zona" de Val de San Vicente, la tasa de desempleo en el municipio se incrementaría hasta el 50%".

Liquidación si el Gobierno no interviene

Tinamenor S.L. ha reconocido que la empresa se liquidará si el Gobierno de Cantabria no aprueba rescatarla con 3,7 millones de euros, que es la financiación necesaria para que la planta de acuicultura ubicada en Pesúes (Val de San Vicente) pueda preparar la campaña de 2017.

La propia empresa señala en un comunicado que requiere del "rescate social" para hacer la planta viable ya que el nuevo inversor, GTN2015, tiene "proyecto de inversión" pero sólo lo ejecutará "siempre que sea viable".

"Ello pasa por una importante inversión del Gobierno regional, en un plazo muy corto y por la renovación de la concesión -para la ocupación del suelo de dominio marítimo-terrestre- por un plazo suficiente" que solicita que sea de 25 años. "De lo contrario, no es viable a ojos de un inversor", apunta Tinamenor. De no ser así, advierte de que "la decisión empresarial es clara: liquidar la empresa".

"Los trabajadores de Tinamenor S.L. se merecen esta oportunidad, por su fidelidad a la empresa y la profesionalidad con que realizan sus trabajos", enfatiza, al tiempo que explica que la antigüedad media de la plantilla es de 18 años y la mitad de ella lleva unos 28 años en la empresa de Pesúes.

Por otro lado, la empresa indica que GTN2015 ha adquirido la mayoría de la deuda de Tinamenor, y lo ha hecho porque "se le presentó la oportunidad y en determinadas condiciones que consideró favorables para sus intereses".

Afirma que, en la propuesta de convenio, figuraba el plan de modernización de Tinamenor (estimado en 3,9 millones) con el objetivo de aportar a la planta de acuicultura cántabra "un valor estratégico futuro" pero, ante ello, el inversor "ni aportaba ni detraía fondos futuros hasta que se realizase la nueva inversión en modernización".

Durante el proceso final del concurso de acreedores, Tinamenor desvela que "ha ocurrido un hecho sobrevenido", un nodavirus afectó en noviembre a las larvas de dorada que se cultivan en la planta registrándose un "episodio de fuerte mortalidad".

Comentarios