miércoles 20/10/21
ESTAFA

50.000 cántabros justifican los fraudes al seguro de su coche

Desde 2009 estas prácticas, cuya cuantía media es de 1.257 euros, se han multiplicado por 3,5.

El número de estafas al seguro del coche en Cantabria está lejos de la media nacional
El número de estafas al seguro del coche en Cantabria está lejos de la media nacional

Las excusas por defraudar al seguro del coche siguen instaladas en la sociedad española, de tal forma que, en concreto en Cantabria, 50.000 conductores siguen justificando estas prácticas que tienen un alto coste tanto para la sociedad como para los automovilistas.

De hecho, desde 2009, el fraude al seguro del coche se ha multiplicado por 3,5, según señala el III Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos de Línea Directa, presentado este lunes en Madrid por la compañía aseguradora, que añade que de cada 100 siniestros declarados al seguro en España seis son intentos de estafa.

En total, el número de estafas que se han cometido en Cantabria se encuentra por debajo de la media, con un 5,5%, y la cuantía media de cada intento de fraude ronda los 1.257 euros, cuantía muy similar a la media estatal.

Por provincias, Cuenca, Murcia y Jaén son los territorios donde más engaños se comenten. Mientras que Soria, Salamanca y Burgos arrojan los índices más bajos. Asimismo, la cuantía media de cada intento de fraude en España ronda los 1.284 euros, un 45 por ciento más que en 2013, aunque se registran variaciones importantes entre unas provincias y otras.

Huesca, Lugo y Almería son los territorios con las medias más altas, con 4.800€, 3.600€, y 3.200€, respectivamente. En el lado contrario se sitúan Segovia, Zamora y Zaragoza como las provincias que menor importe medio defraudan a las compañías aseguradoras, con unos costes medios por fraude de 230€, 301€, 390€ y, respectivamente

Además, según se señala en una nota de prensa, de cada cien siniestros declarados en España al seguro, seis son intentos de estafa. Esto supone que en la rama de automóviles, el coste de estas prácticas se estima en unos 1.190 millones de euros anuales, casi un 20 por ciento más que en el informe presentado en 2013.

Perfil del defraudador

Este barómetro también señala que los perfiles más comunes de los defraudadores son dos. Por un lado están los hombres menores de 26 años con un empleo precario o que se encuentra sin trabajo y por el otro, los varones de mediana edad, con estudios superiores y que trabajan por cuenta ajena.

Asimismo, el documento señala que los hombres defraudan más que las mujeres y que se arrepienten menos de las estafas que cometen(63,5% frente al 51,7%). Por su parte, las mujeres fingen más lesiones, simulan más gravedad de las heridas y desconocen más las consecuencias jurídicas del fraude.

En cuanto a las razones para defraudar al seguro, los hombres lo hacen para "tener el coche en perfecto estado" y las mujeres señalan que cometen estas irregularidades para "cuidar de la economía familiar".

Comentarios