jueves 28/10/21
SUCESOS

10 meses de cárcel para un francés por mear sobre un policía a las puertas de la comisaría de Pamplona

El condenado, que también orinó sobre un coche patrulla y trató de huir del agente durante los Sanfermines, deberá pagar más de 2.200 euros.

Los nueve menores detenidos por la policía eran compañeros de clase de la víctima
El francés orinó sobre un policía nacional al ir a ser retenido

Un francés ha sido condenado en Pamplona en plenos Sanfermines por orinar sobre un Policía Nacional y golpear al agente que le iba a detener por estos hechos. El hombre fue sorprendido cuando orinaba sobre un coche de la Policía Nacional y, al ser visto por un agente, le hizo a este un gesto despectivo y orinó sobre él. Cuando el policía le fue a sujetar, le dio un manotazo y huyó.

Por estos hechos, el encausado, L. C. L., de nacionalidad francesa, aceptó el miércoles una condena de 10 meses de prisión -6 por un delito de atentado a agente de la autoridad y 4 por un delito menos grave de lesiones-, así como una indemnización de 1.706,96 euros por las lesiones y 500 más por el daño moral, según recoge Navarra.com.

En este caso, así como en el resto de condenas aceptadas por ciudadanos extranjeros en los juicios rápidos celebrados durante los Sanfermines, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona está reteniendo los pasaportes de los condenados hasta que abonen por completo a las víctimas las indemnizaciones a las que se han comprometido.

En el transcurso de la agresión relatada, una acompañante del acusado acudió en ayuda de este cuando iba a ser detenido. La mujer, también francesa, comenzó a propinar “golpes y patadas a los agentes”, hasta que finalmente pudo ser reducida. Por estos hechos, ella aceptó una condena de 4 meses de prisión por un delito de atentado.

Los hechos juzgados se produjeron sobre las 22:00 horas del 10 de julio, cuando el encausado, que se encontraba en la calle General Chinchilla, “sorpresivamente comenzó a orinar sobre un vehículo policial con distintivos”.

Un agente de la Policía Nacional que se percató, tras identificarse, requirió al inculpado para que depusiese su “incívica actitud”, pese a lo cual no solo hizo caso omiso, “sino que realizó un gesto despectivo hacia el agente” y orinó sobre él.

El encausado, que huyó del lugar pero fue alcanzado, se revolvió contra el policía y le agredió. En el forcejeo, el agente sufrió la fractura de la falange distal del quinto dedo de la mano derecha, motivo por el cual será indemnizado.