lunes. 22.04.2024

Red Eléctrica ha inaugurado este jueves, 2 de marzo, una nueva línea eléctrica subterránea de 220 kilovoltios (kV) que une Cacicedo (Camargo) y Astillero para cubrir la demanda del Arco de la Bahía de Santander, en la que ha invertido 28 millones de euros.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, la delegada del gobierno, Ainoa Quiñones, y la presidenta de Redeia, Beatriz Corredor, han inaugurado esta mañana la nueva línea, que "garantiza" la calidad y seguridad del suministro eléctrico de la zona.

Corredor ha destacado el "esfuerzo" de Red Eléctrica (la empresa de Redeia encargada de la operación y el transporte del sistema eléctrico en España) para encontrar "una solución sostenible y respetuosa con el entorno, logrando el mínimo impacto posible, gracias a la apuesta firme y decidida por la tecnología más puntera".

Además, ha anunciado que, dentro de la planificación de Red Eléctrica para los próximos años, se incluyen actuaciones para asegurar la alimentación de la línea ferroviaria Palencia-Santander o la integración de la energía renovable que produzca a futuro la comunidad autónoma, tanto la eólica como la fotovoltaica, para lo que se contempla reforzar las subestaciones Solórzano, Aguayo y Puente San Miguel.

Por su parte, Revilla ha agradecido a la entidad la "importante" inversión destinada a esta "gran obra" que, pese a los "inconvenientes" que ha originado su construcción, "había que hacer porque es imprescindible" para los ciudadanos que viven en el Arco de la Bahía de Santander y también para su desarrollo industrial. "Si no hay energía, no vienen empresas", ha apuntado el presidente, para quien esta actuación es un "modelo" de obra bien ejecutada, sin impacto visual y respetuosa con el entorno. Asimismo, ha señalado que esta nueva línea eléctrica subterránea "garantiza el suministro en Cantabria y prepara a la comunidad para la llegada de las energías renovables por las que está apostando el Gobierno autonómico".

En este sentido, se ha referido a algunos proyectos que se encuentran en tramitación en estos momentos, como la ampliación de la central hidroeléctrica de Aguayo o el parque eólico de El Escudo.

"Cantabria no produce energía renovable y queremos producir mucha energía renovable. No nos podemos quedar al margen, pero vamos a ser muy rigurosos", ha afirmado Revilla, quien ha recordado que el 95% del territorio autonómico ha sido declarado zona de exclusión eólica y que en el restante 5%, en las zonas que sí son susceptibles de desarrollar proyectos de este tipo, se velará por el estricto cumplimento de la normativa.

Sobre el proyecto de Aguayo, ha solicitado a Beatriz Corredor, exministra de Vivienda, que intermedie con la actual ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para impulsar un proyecto de cerca de 700 millones de euros de presupuesto que permitirá ampliar la potencia de la central hasta los 1.400 megavatios, "lo equivalente a una central nuclear". Y en relación al parque de El Escudo, ha informado de que el Consejo de Gobierno ha autorizado en su reunión de hoy la ocupación de los terrenos de los montes de utilidad pública, lo que supone un paso más en la tramitación de este proyecto que conlleva una inversión superior a los 100 millones de euros. Y ha apelado a la colaboración de todos los agentes implicados, administraciones, colectivos ecologistas y ciudadanos, para que Cantabria no se quede descolgada en el desarrollo de fuentes renovables, "que son el futuro".

Finalmente, Quiñones ha subrayado que se trata de una actuación "esencial" para ciudadanos y empresas, que "mejora la calidad de vida". Al acto también han asistido el consejero de Industria, Javier López Marcano, el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, y el delegado de Redeia en la Zona Norte, Antonio González, entre otros.

DETALLES DEL PROYECTO

Red Eléctrica ha invertido 28 millones de euros en esta línea subterránea de 220 kV y en la renovación de la subestación de Cacidedo con un diseño con tecnología GIS blindada, lo que permite una solución compacta e integrada en un edificio, que reduce el espacio que ocupa al mismo tiempo que favorece su adaptación al entorno.

Se trata de una infraestructura fundamental para garantizar la calidad y el suministro en el Arco de la Bahía de Santander y para contribuir además de contribuir al desarrollo sostenible de uno de los ejes industriales, económicos y sociales más importantes de la Comunidad Autónoma.

La nueva línea tiene una longitud total de 8,1 kilómetros y discurre entre los términos municipales de El Astillero (2,4 kilómetros) y Camargo (5,7 kilómetros).

La elección del trazado ha sido consensuada con los ayuntamientos y particulares afectados, al objeto de buscar la mejor opción desde el punto de vista técnico, social y medioambiental, y con menor impacto visual. Su ejecución se ha realizado adaptando la solución técnica a la orografía existente y a las necesidades concretas de cada emplazamiento. Adicionalmente, se han llevado a cabo tareas de restauración y recuperación de las zonas, además de mejoras de los firmes, calzadas y elementos del entorno.

Red Eléctrica pone en servicio una línea eléctrica subterránea Cacicedo-Astillero
Comentarios