jueves. 07.07.2022

El Ayuntamiento de Camargo tiene uno de los gobiernos de coalición más estables de Cantabria. PSOE y PRC gobiernan bajo el mando de Esther Bolado sin que trasciendan discrepancias en el impulso y el voto de las iniciativas tanto del Ejecutivo local como de la oposición. Sin embargo, este viernes la mayor parte de los concejales del PRC han roto ese acuerdo y han puesto al bipartito y al Consistorio que ellos mismos dirigen junto a los socialistas en una delicada situación. Todo a raíz de la adjudicación del contrato de basuras, que en lugar de salir adelante gracias a la mayoría absoluta que tienen ambos partidos, ha quedado paralizado, lo que puede implicar que el Ayuntamiento afronte más de una demanda.

El Ayuntamiento se enfrenta ahora a posibles reclamaciones de los licitadores, y tienen "muchas posibilidades de ganarlas”

En concreto, el Pleno extraordinario tenía que dar luz verde a la adjudicación del contrato a la empresa Urbaser SA, un dictamen que ya estaba aprobado por la Comisión de Hacienda y que había tenido un proceso de licitación con todos los informes favorables. A esto han votado en contra PP y Cs, algo en principio previsible al ser la oposición, pero que no habría tenido mayor repercusión si no fuera porque tres ediles regionalistas se han separado de sus socios de gobierno y del portavoz de su propio partido, Héctor Lavín, y han votado ‘No’. Dicho de otro modo, solo ha contado con los votos a favor de los concejales del PSOE, encabezados por la regidora, y del ya mencionado Lavín.

Ante este resultado, Bolado ha consultado al secretario municipal qué podía implicar esta decisión. Según ha explicado el trabajador municipal, dado que el proceso tenía todos los informes a favor, los derechos de todos los licitadores ya se han producido, y las ofertas presentadas solo pueden ser rechazadas por desestimiento o no adjudicación por los motivos de interés público y justificados que establece la propia ley de contratación.

Dado que este no es el caso, el Ayuntamiento de Camargo se enfrenta ahora a posibles reclamaciones de los licitadores, y dado que el rechazo no está motivado por ninguno de los casos que contempla la ley, “tienen derecho a presentar recurso y muchas posibilidades de ganarlo”. Al respecto, ha señalado que hacer un contrato es una decisión política, pero que la adjudicación de un contrato ya no es una decisión política.

Durante su intervención, el portavoz del Grupo Socialista, Íñigo Gómez, ha destacado la importancia de este contrato pues se trata "de uno de los más grandes del Ayuntamiento y uno de los más necesarios para los vecinos". El portavoz del Grupo Regionalista y primer teniente de alcalde, Héctor Lavín, ha refrendado estas palabras y ha destacado que la propuesta de adjudicación "es la oferta más ventajosa porque así lo demuestran todos los informes".

Los portavoces de los grupos Popular y Ciudadanos, Amancio Bárcena y Miguel Laso, respectivamente, han justificado su voto en contra en que el contrato no daría un servicio de limpieza viaria "de calidad"; mientras que el concejal regionalista Eugenio Gómez ha señalado que en este punto su grupo iba a dar libertad de voto a los concejales y ha expresado su "preocupación" por la forma en la que se ha llevado el proceso solicitando que se retrotrajera al inicio.

PROPUESTA DE ADJUDICACIÓN

La propuesta de adjudicación que se ha llevado a Pleno con el respaldo de la Comisión de Hacienda, de la Mesa de Contratación y con todos los informes técnicos favorables recogía un importe anual de 2.006.874,05 euros IVA incluido, aceptándose entre las mejoras ofertadas por la empresa sin coste para el Ayuntamiento la reducción del plazo de la puesta en marcha del servicio de 4 meses, frente a los 8 en los que se abrió la licitación.

En la propuesta se recogía además la renovación de todos los contenedores mediante el suministro de nuevos contenedores metálicos, tanto de residuos sólidos urbanos como de recogida selectiva, poniendo con ello fin a los problemas que se vienen padeciendo desde que fueran instalados en 2013. Además, el contrato recogía la unificación de la recogida de residuos y la limpieza viaria e iba a conllevar la mejora de la gestión y el control de las labores realizadas, permitiendo en todo momento poder evaluar la correcta prestación del servicio en tiempo real, ha explicado el Ayuntamiento.

Para ello, además, la empresa adjudicataria iba a contar con nuevos camiones de recogida y lava-contenedores, obligatoriamente compatibles con los contenedores que se adquiriesen, y disponer de una Plataforma Informática de Gestión Integral mediante dispositivos GPS para supervisar en tiempo real el estado de los trabajos.

OTROS ASUNTOS

Por otro lado, en el Pleno se ha aprobado con carácter inicial, con los votos a favor del equipo de gobierno (PSOE y PRC) y Ciudadanos, y la abstención del PP, la modificación de la Ordenanza Municipal de la Protección de los Bienes Públicos de Titularidad Municipal y de Mantenimiento de la Convivencia Ciudadana para adaptar algunos artículos a la normativa vigente y actualizar su redacción.

También se ha dado luz verde por unanimidad al establecimiento del precio público para la Fiesta de la Sidra que se celebrará en San Juan, y se ha dado cuenta del informe definitivo del plan anual de control financiero.

Comentarios