sábado. 02.03.2024

El Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Villaescusa han invertido 327.000 euros para ampliar la red de saneamiento de Riosapero para evitar los vertidos al río y eliminar las fosas sépticas de las viviendas situadas en la zona baja del núcleo que tenían únicamente ese sistema de saneamiento.

El consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media, y el alcalde del municipio, Constantino Fernández, han inaugurado esta intervención que "resuelve un problema de años" porque anteriormente existían dos colectores que recogían las aguas residuales vertiéndolas al arroyo de La Mina, con los consiguientes problemas de contaminación.

Además de esta intervención, la Consejería está ultimando la finalización del proyecto para dar solución a los problemas de mantenimiento que tiene actualmente la red de abastecimiento por la acumulación de cal, que será licitado el próximo año, ha señalado Media.

El consejero ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento y de la empresa adjudicataria para que la actuación que se ha inaugurado haya podido realizarse en el menor tiempo posible. El alcalde, por su parte, ha agradecido la inversión que viene a resolver una demanda "antiquísima" de los vecinos que han visto como "en tiempo récord" se ha resuelto con la cofinanciación entre ambas administraciones.

SOLUCIÓN ADOPTADA

La solución adoptada ha consistido en la construcción de 6 nuevos colectores que recogen por un lado las aguas fecales de los dos colectores en servicio, las unen con las producidas en las viviendas de la parte baja del núcleo, y las conduzcan hasta una nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales. Se parte desde las partes más altas de cada zona, a través de parcelas privadas y caminos públicos. De esta manera se permite que cada una de las parcelas tenga la posibilidad de conectarse a esas nuevas tuberías por gravedad.

Por otra parte, se ha llevado a cabo la ampliación de uno de los colectores existentes, para de esta forma poder recoger la salida de la fosa séptica comunitaria y eliminar los vertidos incontrolados. En el nuevo colector del barrio La Vernilla, se hace necesario instalar un pozo de bombeo, puesto que la topografía hace imposible su conexión por gravedad con el resto de colectores proyectados.

Por último, se ha optado por la construcción de una EDAR, ante la imposibilidad de conectar por gravedad las aguas producidas con ninguna de las redes de saneamiento municipales más cercanas.

Inaugurada la ampliación del saneamiento de Riosapero
Comentarios