sábado. 13.04.2024

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha desmentido que se haya instalado un radar fijo en la zona de la 'curva del Pegaso', un bulo que ha circulado durante los últimos días entre los vecinos de Cantabria.

El motivo fue la instalación de dos nuevas cámaras de gran tamaño, una a la entrada y otra a la salida del túnel de Maliaño en la S-10 que hizo saltar las alarmas entre los conductores. Éstos temían que estas nuevas cámara se correspondieran con un radar de tramo en un punto caliente de Cantabria, puesto que el radar fijo de la 'curva del Pegaso' es uno de los que más multas ponen de toda la región.

Los chats y las redes sociales se hicieron cargo de difundir la falsa noticia con gran velocidad.

La DGT desmiente estas hipótesis y aclara que esas cámaras "llevan allí casi diez años" y que no se trata de un radar de tramo, sino que son dos de las 24 cámaras mediante las cuales vigila el tráfico y gestiona incidencias viales, además de ofrecer también información de servicio público.

La actuación se enmarca dentro de la renovación de estos dispositivos, algunos de ellos todavía analógicos, por unos más modernos y digitales con mayor calidad de imagen.

La DGT desmiente la instalación de un radar de tramo en Cantabria: "esas cámaras llevan...
Comentarios