lunes. 26.09.2022
BEZANA

Años esperando a la seguridad vial en Soto de la Marina

Tanto el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, como la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, esta última auténtica responsable, son conocedores de la máxima preocupación de los vecinos de Soto de la Marina, ante la peligrosidad de la carretera autonómica dirección a Santander o Liencres. Sus reclamaciones vienen de años atrás, caen en saco roto, y nadie hace nada al respecto.

Algún stop pintado en la carretera, ya ni siquiera se ve por falta de mantenimiento
Algún stop pintado en la carretera, ya ni siquiera se ve por falta de mantenimiento

Como prueba, está el escrito que los vecinos registraron en la Consejería de Obras Públicas en octubre de 2020. En la petición reflejaban que “siendo zona de paso peatonal y circulación constante de ciclistas, los vehículos motorizados circulan por este punto exacto a altas velocidades, no controladas, que bien pueden hacer considerar el cruce de la carretera Santander-Liencres, que enlaza con las localidades de Prezanes y Bezana y también la subida a la Arnia, como un punto negro de circulación, debido al elevado número de accidentes que se producen anualmente”.

Solo el historial de accidentes en este punto concreto de la carretera CA-231, ya hubiera sido suficiente para tomar medidas por parte de la consejería que dirige el regionalista José Luis Gochicoa. El Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, en nota de prensa dirigida a este periódico, reconoce su preocupación por este asunto. El consistorio seguirá insistiendo ante el gobierno regional, por ser el competente de lo que se puede hacer para mejorar una de las principales carreteras de Cantabria, que soporta diariamente una gran circulación. Aunque los vecinos ya están muy cansados, y se sienten discriminados en materia de seguridad vial, con todos los accidentes que ya han visto o vivido.

“El peligroso cruce a las localidades de Prezanes, Bezana o la subida a la Arnía es zona de paso peatonal y circulación constante de ciclistas”

Este verano de 2022 es considerado en la zona de Soto de la Marina como caótico en lo que se refiere a circulación vial, un aspecto de seguridad en el que se consideran abandonados por las Administraciones.

En sus reiteradas peticiones, no han dejado de insistir en alcanzar una mayor prevención respecto a los riesgos que corren. Es por ello que solicitan la implantación urgente de cuantas medidas reductores de velocidad sean necesarias. Asimismo, piden adecuar la señalización al momento actual de incremento tan notorio de coches, camiones, motos y ciclistas.

“La prueba de la dejadez administrativa se percibe ya que ni siquiera se ve la pintura, que establece los stop o parada obligatoria de vehículos”

Además de apuntar a la necesidad de colocar cartelería que refleje que se trata de un tramo peligroso y susceptible de accidentes, para el vecindario de una zona que tiene casas pegadas a la carretera, pero también zonas de ocio, la prueba de la dejadez administrativa se percibe actualmente en que hay tramos de la carretera en los que ni siquiera se ve la pintura, que establece los stop o parada obligatoria de vehículos.

Comentarios