domingo 22/5/22
Cantabria

Castro Urdiales revive la Pasión Viviente ante cientos de espectadores

Castro Urdiales ha representado este Viernes Santo, 15 de abril, la Pasión Viviente, de Interés Turístico Nacional, ante numerosos turistas y vecinos, tras dos años sin realizarse por la pandemia del Covid.

Así, se ha retomado el programa que recorre el casco histórico del municipio llevando a cabo una representación desde la Última Cena hasta la crucifixión, muerte y resurrección de Jesús, en la que han participado alrededor de 500 actores. Se han recreado las últimas horas de Jesucristo antes de su muerte como la última cena.

La representación ha comenzado a las 10:00 horas se ha desarrollado en el entorno de la Iglesia de Santa María, el faro, la Atalaya o el Ayuntamiento, donde se han recreado las últimas horas de Jesucristo antes de su muerte como la última cena, el juicio de Pilatos y la crucifixión.

El protagonista de esta edición ha sido Eduardo San Miguel Merino, un castreño de 35 años que ha interpretado a Jesucristo, como ya hizo en la edición de 2014.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha asistido a la celebración, en la que se ha recreado la Pasión de Cristo, ha destacado el interés y el valor histórico y cultural de esta "importante tradición".

Entre otras autoridades, también han estado presentes el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco; el de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, y el de Sanidad, Raúl Pesquera.

El origen de esta fiesta se remonta a 1984, cuando el sacerdote Luis Campuzano, conocido como el padre Sandalio, reunió a un grupo de amigos en el campamento de verano que dirigía para poner en marcha esta iniciativa que tuvo lugar por primera vez en 1985.

Castro Urdiales revive la Pasión Viviente ante cientos de espectadores