miércoles 23/6/21

A comprar productos de Cantabria, más que nunca

Reflexiones desde casa. Día 36.

Semejante frenada en seco de nuestra economía, déjenme que piense sobre manera en Cantabria, genera excesivo almacenamiento de productos alimenticios perecederos, que además de echarse a perder, sitúa a sus productores en una situación muy complicada de continuidad de la actividad. Como no quiero olvidarme de  ninguna de las exquisiteces que aquí producimos, entro en la página web de Alimentos de Cantabria, que con acierto y sobre un mapa de esta incomparable región titula: Naturaleza en su mesa. En unos segundos les hablo de la relación de productos, pero antes permítanme plasmar una petición bien clara que repetiré más veces en lo que me queda de artículo: hay que comprar productos, alimentos de Cantabria, ahora más que nunca. Quédense por favor con la petición, háganla realidad, y ante todo extensiva a sus vecinos, ya que ahora les ven (por ventanas y balcones) más que nunca. No haría falta reseñar siquiera que en Cantabria producimos quesos de una calidad súper premiada y, claro está, contamos con unas queserías que son joyas dentro del sector nacional e internacional. No les costará encontrar las mejores marcas y ponerse en contacto con ellos. ¡Será por facilidades de comprar en estos momentos! Pero igualmente tenemos nuestras carnes, pescados, qué decir de las conservas (estas son duraderas), agricultura ecológica reputada, nuestros productos lácteos en general y no me puedo olvidar de la repostería, que ha hecho posible la leyenda de sobaos, quesadas, corbatas, hojaldres y demás. Nuevamente lo planteo: hay que comprar productos, alimentos de Cantabria, ahora más que nunca. Pongo de ejemplo las queserías por lo siguiente: la caducidad de determinados productos, y también por todo lo que han dejado de vender a una hostelería cerrada a cal y canto, algo que evidentemente también ocurre con otros muchos productos. Sea como fuere, deben contar ahora con nosotros como consumidores preferentes. Sí, vale, queremos mucho a Cantabria, pero hay ocasiones, y esta del maldito coronavirus la es, en que tenemos que demostrarlo arrimando el hombro, en este caso comprando, y así estar con nuestros agricultores, ganaderos y productores. Como en cuarentena no hacemos otra cosa externa que ir a la compra, tengámoslo en cuenta a la hora de llenar la cesta, el carro o pidiéndolo online. Nuestros fabricantes y trabajadores de alimentación están en esa primera línea de hacer frente al condenado virus, dándonos en este caso de comer y que nada nos falte. Así que, por tercera vez que no será la última, les invito a que compremos productos, alimentos de Cantabria, de toda clase, ahora más que nunca. Pongámonos a ello.

A comprar productos de Cantabria, más que nunca
Comentarios