miércoles 22/9/21

Otro tipo de “Marcha Verde” sobre el estrecho

La situación de crisis de todo tipo que atraviesa Marruecos, sirve de catapulta de problemas y extorsiones permanentes hacia España, que desde hace tiempo adopta políticas de paños calientes hacia un Reino Alauita insaciable

Vuelve el Gobierno Marroquí a tiempos pretéritos de hace 45 años a repetir un simulacro de idéntico mensaje al del pasado 1975.

En aquella ocasión bajo el reinado e Hasan II, y en la presente, con la de su hijo Mohamed VI, en ambos casos, siempre apoyados por EE.UU. en la última con el apoyo de Trump, y en la actualidad en la memoria política evanescente de Bidden, seis meses posteriores a las elecciones, sin haber contestado, ni por cortesía, a la llamada de nuestro presidente.

Recuerden tantas provocaciones, menosprecios y gestos inamistosos que nos han tocado sufrir, procedentes del Monarca Alauita, ante tantas escaladas de tensiones entre los dos países.

Fue aquella de Isla Perejil, un casus belli, allá por 2002, hasta con la intervención diplomática del entonces Secretario de Estado USA, COLIN POWEL, sorprendido en su buena fe de militar EEUU por la diplomacia española.

Hasta el Ministro de Defensa, Trillo, se estrenó con una frase que pretendía ser poética: Al amanecer con viento fuerte de Levante...

La situación de crisis de todo tipo que atraviesa Marruecos, sirve de catapulta de problemas y extorsiones permanentes hacia España, que desde hace tiempo adopta políticas de paños calientes hacia un Reino Alauita insaciable.

En esta ocasión, ante un escenario permanentemente problemático, ninguno de nuestros dos protagonistas occidentales FRONTEX (Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas), creada y potenciada desde 2004, rezando en su ideario: potenciar y proteger las fronteras exteriores, como responsable de la vigilancia, así como nuestro Gobierno, se han caracterizado por su perspicacia política.

Sería interesante conocer el grado de intervención de la primera en este “affaire”, en relación con el Gobierno Español, y sí han sabido reaccionar con anticipación a los acontecimientos.

De acuerdo, que en base a los principios de soberanía, la primera debe obligatoriamente, adoptar un papel en la sombra, pero deberían conocerse cuáles han sido el grado y adopción de medidas.

Pero reconozcamos que el comportamiento del Gobierno marroquí, es constante en desafíos con todos nuestros gobiernos, a pesar del cuerno de la abundancia que suponen las ayudas U.E. y españolas a ese deambulante país.

En esta ocasión, parece que lo hemos solucionado con 30 millones de euros, pero cabe preguntarse, ¿cuándo será la próxima ocasión que nos retuerzan de nuevo el brazo? 

Nos queda reflexionar si la falta de respeto y “ninguneo” que nos aplica nuestro vecino de abajo, ante testigos internacionales, nos seguirá  llevando hacia los límites entre los cuales se debaten, y de paso, proporcionarnos una idea de lo del futuro que nos espera, con nuevo récord de deuda pública que supera el 125% del PIB.
 

Comentarios