sábado 12/6/21
SAN ROQUE DE RIOMIERA

San Roque de Riomiera se opone a los parques eólicos

Paisaje de San Roque de Riomiera
Paisaje de San Roque de Riomiera

El municipio de San Roque de Riomiera se opone a los parques eólicos y ha mostrado su "contundente" rechazo a los proyectados en las inmediaciones, en una reunión vecinal celebrada el sábado y en el Pleno del Ayuntamiento de este lunes, según ha informado la plataforma Cantabria No se Vende en una nota de prensa.

En concreto, según este colectivo, el Consistorio se muestra contrario al desarrollo industrial eólico y ha solicitado al Gobierno regional ser incluido como Área de Exclusión para la instalación de polígonos eólicos.

En la sesión, los ediles de la Corporación han aprobado una moción contra el proyecto 'Ribota', para "proteger" la vida y actividad de sus habitantes y, también, el paisaje tradicional de este valle pasiego y su entorno natural. En este sentido, CNSV indica que la empresa Green Capital Power está interesada en construir un polígono eólico de 51 megawatios, formado por 17 aerogeneradores de 3 mw (y 180 metros de altura).

La instalación conllevaría la habilitación de pistas y tendidos eléctricos en los municipios de Villacarriedo, San Roque de Riomiera y Selaya, y el polígono se ubicaría a "escasa" distancia -inferior a un kilómetro- de viviendas y cabañas con actividad ganadera. Asimismo, estaría "muy próximo" del Lugar de Interés Comunitario -LIC- Río Miera, Montaña Oriental y Montes de Valnera, declarados parte de la Red Natura 2000. 

"El proyecto eólico Ribota no respeta la distancia apropiada para la colocación de molinos alejados de núcleos urbanos o viviendas, estando situado en varios casos a distancias inferiores a un kilómetro, implicando un riesgo importante para la seguridad e integridad de las personas y un impacto acústico y paisajístico insoportable para vivir con dignidad, acelerando la despoblación de nuestro municipio", sostienen los vecinos, según CNSV.

Además, tiene un "impacto directo" sobre los usos ganaderos, hábitat de fauna y paisaje en su explotación, así como un "impacto mayor" a todo el valle generado por las actividades de construcción y transporte de materiales, con "importante afección" a sus acuíferos.

Para los vecinos, estos proyectos no tienen como objetivo "la soberanía energética" de los Valles Pasiegos, sino que son "acciones especulativas con carácter extractivista y destinadas a la exportación en detrimento de una eficiencia energética real, siendo necesarias grandes redes de distribución de energía a los centros de consumo". "Si se llevaran a cabo tal y como están previstos, los usos ganaderos y de vida de nuestros valles acabaría por desaparecer, sufriendo una vez más la peor parte de una transición industrial impuesta", advierten los vecinos de San Roque de Riomiera.

Comentarios