jueves. 18.08.2022
TECNOLOGÍAS

Uno de cada tres adolescentes cántabros usa las redes sociales de forma “intensiva”

Solo dos de cada diez padres (21,6%) se fija en las indicaciones de clasificación por edad,

Uno de cada tres adolescentes cántabros usa de forma intensiva y sin supervisión Internet y las redes sociales, y uno de cada seis podría tener "un cierto enganche" a los videojuegos, según un informe de Unicef sobre 'Impacto de la tecnología en la adolescencia en Cantabria'.

El estudio, elaborado en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y el Consejo General de Colegios de Ingeniería en Informática (CCII), recoge las opiniones de más de 2.300 adolescentes de diez centros de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) de Cantabria.

Según el informe, el 89,5% de este colectivo se conecta a Internet todos o casi todos los días y reconocen que la red les puede hacer sentir alegría (97,1%), diversión (79,2%), tranquilidad (82%) o apoyo y comprensión (72,2%), si bien se desprenden también conclusiones y datos "preocupantes".

Así, según Unicef, aquellos adolescentes que hacen un uso "problemático" de Internet y con posible adicción a los videojuegos presentan niveles más bajos de integración social y familiar, bienestar emocional y satisfacción con la vida.

No estar presente en redes sociales es un hecho excepcional para los estudiantes cántabros de la ESO. De este modo, el 98,4% está registrado en alguna red social y el 83,2%, en tres o más redes, si bien, casi dos de cada tres tienen más de un perfil en una misma red, que utilizan selectivamente para familia y conocidos o para grupos de iguales.

Así, cinco de cada diez, un 54%, han contactado con desconocidos a través de Internet, chats o redes, y un 57,9% ha aceptado a desconocidos en redes sociales.

Las prácticas de sexting y el ciberacoso son identificadas por los propios adolescentes como los principales riesgos de la tecnología: cuatro de cada diez (41,2%) aseguran haber recibido alguna vez mensajes de contenido erótico/sexual, un 8,4% ha recibido -a través de redes, chats, Internet o videojuegos- una proposición sexual por parte de un adulto, y uno de cada cuatro podría estar sufriendo ciberacoso. En este sentido, y a la vista de estos resultados, la lucha contra el acoso escolar y el ciberacoso debe ser una prioridad, según Unicef, puesto que se han detectado tasas de victimización sensiblemente "más altas" que las que ofrecen las estadísticas oficiales.

Para la organización, también es necesario tomar medidas para reducir las "preocupantes" cifras de sexting, contacto con desconocidos o posibles casos de grooming , así como abordar el uso problemático de las redes sociales y posibles adicciones a videojuegos.

En el caso de estos últimos, constituyen un "importante" canal de socialización e interacción social, a través del cual los adolescentes "conocen gente y hacen amigos". Para seis de cada diez, es su principal canal de ocio y entretenimiento, si bien cinco de cada diez (52,8%) reconocen jugar a juegos no recomendados para su edad.

Para la presidenta de Uicef Cantabria, Esperanza Botella, la tecnología forma parte de la vida de los adolescentes y los avances tecnológicos han supuesto "un enorme beneficio y también una oportunidad para la sociedad en su conuunto, pero "al mismo tiempo, debemos ser conscientes de los riesgos que implica su uso, sin el acompañamiento y la orientación adecuados para los más pequeños".

SUPERVISIÓN PARENTAL

En relación a la supervisión parental, solo dos de cada diez padres (21,6%) se fija en las indicaciones de clasificación por edad, como el PEGI (Pan European Game Information, sistema europeo de clasificación de videojuegos por edad). Y, aunque un 22,1% de los encuestados asegura tener discusiones con sus padres o cuidadores por la tecnología al menos una vez a la semana, el informe constata que solo al 33% sus padres les ponen límite o normas sobre el uso de Internet y/o las pantallas.

A través de este informe, Unicef busca contribuir a entender las percepciones e intereses de los adolescentes y sus relaciones en el entorno digital y a construir "un espacio seguro, saludable y equitativo, como una responsabilidad compartida por todos los sectores de la sociedad, familias, gobiernos, instituciones y empresas", además de dirigir propuestas y recomendaciones a todos ellos.

Para ello, ha elaborado una 'Guía para las familias' para orientar específicamente a los padres sobre cómo acompañar a sus hijos cuando se inician en el mundo digital, ha explicado Botella.

Para Unicef, es necesario que las familias cuenten con las herramientas y apoyo para poder ejercer su labor educativa y acompañamiento, y considera "clave" el papel del sistema educativo para lograr una educación "crítica y un verdadero aprendizaje" de las herramientas para manejarse en Internet de manera adecuada.

Asimismo, considera que los niños y adolescentes deben recibir información y herramientas para poder comprender los riesgos y ser así capaces de denunciar las situaciones de abuso; y que las instituciones deben generar las medidas y mecanismos de protección, educación necesarios para la promoción de sus derechos en el entorno digital.

También sostiene que la industria tecnológica tiene "un rol fundamental" para garantizar esa protección y es "fundamental" que difunda recomendaciones claras de uso y privacidad, y que desarrolle herramientas y mecanismos para buscar ayuda en caso de encontrarse en una situación de riesgo. "Son necesarias políticas más contundentes de protección de niños y su imagen en la red", concluye Unicef.

La Agencia Española de Protección de Datos ha concedido, en su convocatoria de premios de diciembre 2021, a UNICEF España, la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y el Consejo General de Colegios de Ingeniería en Informática (CCII), el Premio a las Buenas Prácticas Educativas en Privacidad y Protección de Datos Personales para un Uso Seguro de Internet por los Menores, por la elaboración de este estudio sobre el impacto de la tecnología en los adolescentes.

El informe resultante de este estudio a nivel autonómico se ha presentado a la comunidad educativa en el marco del Día de Internet Segura, en un acto organizado por Unicef Comité Cantabria en colaboración con la Dirección General de Innovación e Inspección Educativa de la Consejería de Educación y Formación Profesional.

En el acto han participado, Esperanza Botella; Mercedes García, directora general de Innovación e Inspección Educativa; y María Blanco, coordinadora autonómica de Unicef Cantabria. Al acto, que se ha celebrado de manera virtual, se han conectado representantes de los centros educativos de Cantabria que han participado en el estudio, así como de otros centros educativos y colaboradores.

Comentarios