miércoles 26/1/22

Tres enfermeras cántabras que estaban participando en un proyecto de cooperación del Colegio de Enfermería en Haití se han quedado aisladas en el país caribeño hasta el próximo 17 de abril, fecha hasta la que se han cancelado todos los vuelos, incluido el suyo, previsto para el día 1 del próximo mes, debido a la pandemia del coronavirus. Así lo ha informado la entidad colegial en un comunicado a través del cual la Junta Directiva y su Fundación destacan el "compromiso" de estas voluntarias y les trasladan su "apoyo incondicional".

Se trata de Claudia Palomera, Pilar Falagán y Mercedes Pérez de Guzmán, cooperantes del proyecto que desde hace tres años desarrolla el Colegio en Haití junto con la ONG cántabra AYMY. Las tres volaron a República Dominicana el 2 de marzo para luego trasladarse vía terrestre hasta los pueblos fronterizos de Anse-a-Pitres y Pedernales. Tenían programada su vuelta el 1 de abril, pero dada la situación generada por el COVID-19 se han suspendido todas las conexiones aéreas hasta el día 17, a la espera de cómo evolucione la situación.

"Las tres enfermeras están bien y tranquilas aunque con la incertidumbre de cuánto tiempo se va a alargar esta situación y preocupadas por la gravedad de lo que se está viviendo en España y su contacto con el Consulado español es constante a la espera de noticias sobre los planes del Ministerio de Exteriores de repatriación de los españoles atrapados en el extranjero", indica el Colegio. También subraya la labor que están llevando a cabo en Haití, donde esta semana han podido realizar las actividades programadas y sus Talleres de Promoción de la Salud "con normalidad".

Pero a la declaración de los primeros casos de coronavirus en la isla se ha sumado la imposición de medidas que hacen imposible seguir con su trabajo, así que las tres enfermeras están a disposición de la organización para apoyar en todo lo que sea necesario a la ONG, que trabaja velando por los derechos de los niños de la calle mediante un hogar y una escuela.

Comentarios