sábado 27/11/21
SUCESOS

Investigados una mujer y su hijo por estafar más de 3.500 euros a un octogenario antes y después de su muerte

Municipios de Cantabria podrían vivir sin necesidad de sacar dinero de un cajero
La mujer extraía dinero de la cuenta a través de los cajeros

La Guardia Civil de Cantabria ha instruido diligencias en calidad de investigados a una mujer de 44 años y su hijo de 20, ambos naturales de la República Dominicana y residentes en San Vicente de la Barquera, como presuntos autores de un delito continuado de estafa a un hombre de 82 años, ya fallecido.

El anciano ingresó el pasado mes de mayo en un centro de mayores y falleció en junio, periodo en el que presuntamente ambos realizaron extracciones de dinero y cargos a su cuenta por un importe superior a los 3.500 euros. Estas acciones se prolongaron incluso después de fallecido.

En julio, la familia del octogenario comunicó a la Guardia Civil de Suances que se estaban produciendo extracciones y cargos en la cartilla bancaria de este hombre durante el tiempo que estuvo ingresado en un centro de mayores tras sufrir una enfermedad, circunstancia que le impedía realizar por sí mismo estas operaciones bancarias. Estos continuaron incluso después de fallecido.

La Guardia Civil averiguó que en cajeros automáticos y usando una cartilla bancaria con número secreto, habían realizado operaciones por un valor superior a los 3.500 euros. En ellas figuraban cargos por uso de teléfono móvil que superaban en algunas ocasiones los 200 euros.

También conocieron que, desde el año 2016 y hasta su ingreso en el centro de mayores, el hombre había recibido visitas y entablado amistad con una mujer de la zona de San Vicente de la Barquera, que tenía acceso a los datos bancarios del anciano hasta que ingresó en el centro de mayores.

Las investigaciones implican a la mujer junto con su hijo como presuntos autores de las extracciones de dinero y cargo. Los gastos de telefonía móvil correspondían al citado joven.

MAYOR SEGURIDAD

Dentro del denominado Plan Mayor Seguridad de la Guardia Civil se recomienda a los mayores tener especial cuidado a la hora de facilitar datos bancarios a terceras personas. En caso de tener que realizar operaciones bancarias, deberían efectuarlas con familiares cercanos o personas de especial confianza, sin facilitar claves secretas.

En el caso de extravió o sustracción de cartillas bancarias, tarjetas, claves, o sospechar que alguien puede haber utilizado las mismas, se deberá poner en conocimiento de inmediato en la entidad bancaria para su anulación y en su caso, la expedición de nuevos documentos.

Igualmente si se considera haber sido víctima de un uso fraudulento de cuentas o tarjetas, además de informar a la entidad bancaria se trasladará a la Guardia Civil.

Comentarios