domingo. 14.04.2024

El Ayuntamiento de Comillas no solicitará para 2024 el distintivo de Bandera Azul que entrega cada año la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), y en su lugar estudiará la viabilidad de incorporarse en un futuro al sistema EMAS (Eco-Management and Audit Scheme), el Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría, como herramienta "fiable y normalizada" de compromiso de mejora continua en la gestión medioambiental y sostenible.

Según ha explicado el concejal de Turismo y Medio Ambiente, Julián Rozas, entre las razones para no optar a este distintivo para el próximo año es que dentro las recomendaciones se proponían modificaciones que afectan las condiciones de contratos actualmente en vigor, no recogidas en su momento por los pliegos de condiciones y, por tanto, "no exigibles para la próxima anualidad".

A su vez, estos cambios supondrían "un mayor desembolso" por parte del Consistorio y el incumplimiento del contrato, con todo lo que ello conlleva".

Rozas ha afirmado que la renuncia a este distintivo impulsará al Ayuntamiento a buscar mecanismos "superadores", como podría ser el EMAS, para seguir apostando por "mejorar y preservar" el entorno, bajo los estándares de la Unión Europea.

Finalmente, ha recordado que el Plan de Sostenibilidad Turística en Destinos de la Secretaría de Estado de Turismo, enmarcado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dotado con Fondos Europeos Next Generation, recoge numerosas actuaciones que se acometerán en el entorno del arenal, como las obras de restauración ecosistémica y de mejora de accesos y gestión del uso público del frente litoral.

Por su parte la alcaldesa, María Teresa Noceda, ha señalado que a lo largo de los años, en la medida de sus posibilidades y recursos, el Ayuntamiento ha ejecutado "numerosas obras propuestas" por la ADEAC, como baños públicos adaptados, una pasarela accesible al arenal, zonas estanciales aptas para todas las capacidades, duchas y lavapiés o nuevas instalaciones del servicio de socorrismo, entre otras, manteniendo así "la calidad ambiental y la accesibilidad al arenal".

Por ello, se ha tomado la decisión de estudiar la viabilidad de incorporar al municipio al EMAS, ya que con la implantación de este sistema no sólo se realizarían auditorías medioambientalmente en el entorno de la playa, sino que "se iría un paso más adelante", como se ha hecho con la Agenda 2030, donde Comillas ha sido uno de los siete municipios de Cantabria en ratificar la adhesión a la Red de Entidades Locales para desarrollar los objetivos de desarrollo sostenible, entre los que se incluyen la acción por el clima, producción y consumos responsable, o la vida de ecosistemas terrestres, entre otros.

El Ayuntamiento no solicitará la Bandera Azul para 2024
Comentarios