domingo. 03.07.2022
POLÍTICA

Divulgamos el contrato público privado de Valdecilla

La rescisión del mismo supondría al Gobierno regional el pago de 140 millones de euros para terminar las obras y por los servicios adjudicados.

Imagen del contrato público privado de Valdecilla
Imagen del contrato público privado de Valdecilla

El contrato público privado del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, por el que Ferrovial-Siec gestionaría diversas áreas no sanitarias, ha sido filtrado por Podemos Cantabria, en uno de los “compromisos electorales” que ellos mismos han anunciado en rueda de prensa. Han sido precisamente los representantes del partido en el Parlamento regional quienes han asegurado que existen “cosas bastante oscuras” tanto en el contrato como en la adjudicación.

Según los documentos, a los que ha tenido acceso eldiariocantabria.es, uno de esos puntos oscuros es el coste de rescisión del contrato, que el Gobierno regional ha vuelto a remitir a sus servicios jurídicos para estudiar las posibilidades legales. El documento recoge como posibles causas de resolución las generales establecidas en cualquier contrato administrativo (artículos 223, 237 y 308 del TRLCSP) y añade, además, causas "especiales". 

Entre otras se fijan el incumplimiento de las obligaciones que ocasionen la suspensión, dificulten o retrasen la actividad asistencial, la demora en el cumplimiento de los plazos, la imposición de tres penalidades de carácter grave en un periodo de un año, la obstrucción voluntaria y reiterada por la sociedad contratista del control en la ejecución del contrato por parte del Hospital o fuerza mayor que impidiera por completo la realización del contrato.

En el caso de Valdecilla, y en el supuesto de que se acordara ahora una hipotética rescisión, al menos tendría que abonar los 100 millones de euros destinados a terminar las obras y el equipamiento del hospital, la cuantía correspondiente a los servicios no clínicos ya prestados hasta ahora, las facturas de la renovación informática del centro y el importe del gasto energético. Una suma que superaría los 140 millones de euros.

Por supuesto, también puede rescindirse de mutuo acuerdo entre las partes. En caso de modificarse el contrato, Ferrovial-SIEC tendrá derecho a una indemnización del 3 por ciento del importe de la prestación dejada de realizar, salvo que la causa sea imputable al propio contratista. Además, la empresa tiene derecho a reclamar daños y perjuicios. 

Otros documentos

El proceso de contratación de Ferrovial-Siec ha generado un total de 12 documentos, que pueden consultarse en eldiariocantabria.es. Entre ellos está, por ejemplo, el documento resultante del diálogo competitivo, que se compone de 54 páginas en las que se detalla minuciosamente las condiciones establecidas por el Ejecutivo del PP, además de diversos anexos, el contrato propiamente dicho y la resolución de la adjudicación. El montante de la adjudicación a la empresa Ferrovial-Siec asciende a 759.240.000 euros, I.V.A. excluido, lo que corresponde a una cantidad máxima anual de 37.962.000 euros, también I.V.A. excluido.

Según recoge el texto, la cantidad máxima a pagar por el Gobierno que establecieron los técnicos fue de 760.000.000 euros, con lo que la oferta presentada por Ferrovial-Siec, que fue la única que concursó, estuvo muy cerca de esa cuantía tope. La cantidad máxima anual, explica el texto, se determinó en base a una ocupación media anual de las instalaciones del 95%, medida en camas ocupadas por paciente y día. El precio se debe revisar cada año en función del IPC interanual.

A cambio, la UTE se hace responsable de concluir la tercera fase de las obras, lo cual estaba estimado en 99 millones de euros, y la prestación de los servicios no clínicos del Hospital correspondientes a limpieza, seguridad y vigilancia, gestión de residuos, mantenimiento general, mantenimiento electro-médico, conservación de viales y jardinería, restauración, gestión energética, central de abastecimiento de aguas, gestión de almacenes y archivo, logística de distribución y transporte de materiales, servicio de impresión y reprografía e informática.

Además se le concede la explotación de los edificios dependientes del Hospital, como el parking o el bar (también del centro sanitario de Liencres y la Residencia). El funcionamiento y la estructura de todos estos servicios se repasa en una memoria descriptiva, así como el proyecto técnico y de ejecución de la obra, la dotación del mobiliario y equipamiento y el programa de inversiones de reposición.

En los criterios de adjudicación del contrato se determina que los aspectos técnicos y mejoras tiene una puntuación máxima de 60 puntos, mientras que el apartado económico es de 40 puntos. La oferta de la constructora obtuvo 40 de 40 puntos, a pesar de que propuesta fue muy similar al precio de licitación, y tan solo 37,2 de 60 en la calificación del proyecto técnico.

Comentarios