domingo. 26.05.2024

Agentes del Seprona de la Guardia Civil detectaban el pasado 19 de diciembre en una explotación ganadera ubicada en el término municipal de Sando de Santa María (Salamanca) a 22 reses de vacuno muertas y otras 59 en estado de severa inanición, siendo la causa de la muerte la insuficiencia en la alimentación de los animales y el negligente cuidado veterinario, extremos acreditados por los servicios veterinarios del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

Como consecuencia de la investigación se determinó que el propietario de los animales cesó de forma consciente en proporcionar una alimentación proporcionada al número y tipo de los animales de la explotación, lo que desembocó en la muerte de las reses tras un periodo intenso de agotamiento e inanición, según publica Salamanca 24 horas.

Por todo ello se ha procedido a investigar al propietario, un varón de 77 años de edad, como supuesto autor de los delitos de abandono y maltrato animal. Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca.

Investigan a un hombre de 77 años por dejar morir de hambre a 22 vacas