lunes. 22.04.2024

Esther Bolado (Escobedo de Camargo, 1974) afronta una segunda reelección a la Alcaldía de Camargo después de vivir la que posiblemente haya sido la legislatura más difícil de su trayectoria política. La candidata del PSOE no esconde el desgaste vivido con la pandemia, pero asegura que el apoyo de los vecinos es lo que le ha dado el impulso de continuar y poder ver cómo los grandes proyectos que prepara para el municipio se hacen realidad en la legislatura que comenzará a partir del 28 de mayo.

¿Qué balance hace de la legislatura que ahora termina? 

Creo que como dirán todos los alcaldes, ha sido una legislatura complicada y difícil. Ha tenido dos partes, una la pandemia y otra después de la pandemia. Creo que desde este Ayuntamiento hicimos una buena gestión de la pandemia, y con esto me refiero a que conseguimos que tanto a las cuatro residencias que tenemos como a los dos centros de salud e incluso a todos los vecinos de Camargo les llegasen los EPI. Lo conseguimos gracias a Austral, con su compromiso con el Ayuntamiento de crear esas mascarillas y esas batas destinadas a los médicos a través de una prenda que era para alta montaña y para ciclismo a nivel profesional, esto lo que hacía era no permitir que pasase el agua y también transpiraba hacia fuera. Eso nos lo testó Sanidad. Además de las mascarillas que hicimos llegar a cada domicilio a través de agrupaciones y de alguna Junta Vecinal que nos ayudó, no todas, de los Scouts y asociaciones de vecinos y culturales y de la Asociación Juvenil Arzolla. De esta manera conseguimos llevarlas a todos los habitantes del municipio. En este aspecto nos volcamos y los vecinos nos lo siguen agradeciendo a día de hoy. Así conseguimos que nuestros médicos y las personas mayores estuvieran protegidos.  

¿Cómo fue la postura de la oposición ante una situación como esta? 

Ha habido un antes y un después. Yo misma involucré a la oposición, les llamé a todos y en el Ayuntamiento estuvieron los concejales. Un día estuvimos los 21 metiendo las mascarillas en cada sobre, con su etiqueta de dirección, que además Correos no nos cobró en su envío. Por eso considero que estuvimos a la altura de lo que había que estar, de los ciudadanos y de una situación que nadie conocía y en ese aspecto las cuatro formaciones políticas que forman la Corporación municipal estuvimos más unidos que nunca. Algo de agradecer, aplaudir y valorar, pero eso tenía que ser la norma, independientemente de las discrepancias políticas y de visiones distintas. Si en eso nos hemos puesto de acuerdo, estoy segura que en otras muchas también.

Lo que nos piden los vecinos es que mejoremos el día a día

Repite como candidata, ¿cómo está viviendo esta campaña?

No han sido cuatro años fáciles, el desgaste de estos cuatro años con la pandemia me hizo reflexionar si seguir o no, esa es la realidad. Hubo un momento en el que estaba dudando si continuar o no pero yo creo que pensando más en los demás que en mí, todavía puedo aportar. Me encuentro con ganas y los vecinos también me empujan y me ayudan mostrando su cercanía conmigo, y yo con ellos. En un momento en el que tú tampoco estás bien, esto te ayuda a decidir el continuar, algo que me ha costado, por la propia legislatura que ha sido complicada. Ahora me encuentro con ganas porque creo que hay proyectos encima de la mesa que se van a hacer y quiero estar presente cuando se hagan, como es el cubrimiento de las vías que va a transformar todo nuestro casco urbano. Proyectos muy importantes que me gustaría dejar acabados.

Sobre el cubrimiento que menciona, ¿lo vamos a ver esta próxima legislatura?

El día de la presentación me comprometí a que en cinco años esa primera fase estaba hecha y así será. 

¿Qué otros proyectos importantes tiene el programa?

En cuanto a inversiones, el cubrimiento es el proyecto estrella porque esto va a permitir que todo nuestro casco urbano evolucione, se modernice y avance. Nosotros llevamos en nuestro programa la modernización y el cambio de varias calles y eso va en consonancia con el cubrimiento de las vías. Queremos ir poco a poco modernizando el casco urbano como hemos hecho con la zona del Parque de Cros o con el exterior de La Vidriera. Esas son las inversiones más importantes en cuanto a núcleo urbano. Luego tenemos muchísimas obras como el espacio que hemos recuperado para el Club de Remo o la reparación de la cubierta de la piscina de Camargo, también hay muchas instalaciones que vamos a mejorarlas porque hay que hacerlo, como la cubierta de Pedro Velarde, que ya está en marcha, o la cubierta de la piscina de Cros, que hay que cambiarla. Con esto también modernizamos la parte del deporte en el municipio, junto con la obra estrella que es la reforma integral de La Vidriera. Hemos optado a una primera fase de los fondos europeos, nos hemos quedado a la puerta de conseguir esos fondos y yo creo que para ser la primera vez que nos presentamos no hemos quedado mal. Así que vamos a insistir en conseguir esos fondos para esta reforma integral, que es esencial para nosotros.

En materia de necesidades, ¿qué es lo que más piden los vecinos?

En el caso de los proyectos culturales, nosotros dentro de La Vidriera queremos hacer una sala de cine acorde a los usuarios que tenemos para poder liberar el salón grande y llenarlo de actividades durante el fin de semana, porque ahora lo tenemos condicionado de viernes a lunes por el cine. Queremos liberar ese espacio para dinamizar con conciertos, teatro, ópera… es decir, queremos llenar el fin de semana este espacio de actividades culturales, aparte del cine. 

Lo que demandan los vecinos lo llevamos en el programa también, como es el caso del aumento de las plazas de conciliación en las temporadas no lectivas, tenemos también una ayuda que es un cheque bebe para niños de 0 a 2 años. También las bonificaciones para familias monoparentales. Al final lo que nos piden es que mejoremos el día a día. Tenemos puesta en marcha la Casa Joven, que está dando un resultado fantástico, que desde noviembre hasta aquí han pasado 5.000 niños, niñas y adolescentes y queremos dinamizar ese espacio con un ocio inclusivo porque hay una parte de la población que se nos queda fuera, que son los niños con discapacidad. Queremos incluirlos porque es un derecho que tienen y es una situación que hemos detectado esta legislatura, así que vamos a darle forma para que nadie se quede atrás. Queremos también que los jóvenes hagan propuestas para ese espacio, tenemos que atraerles y darles alternativas porque tenemos un espacio fantástico al lado de una zona donde está el Paseo de Cros, la piscina de Cros, el parque, la biblioteca…

Debemos ir en consonancia con la Unión Europea y que las calles vuelvan a ser de las personas

En cuanto a las calles del municipio, algunas son ya muy antiguas y hay que modernizarlo. También queremos cambiar las zonas verdes porque nos hemos dado cuenta de que tenemos un tipo de arbolado que no es acorde  a nuestro casco urbano y queremos poner tanto plantas como especies arbóreas acordes a la realidad, incluso poner más porque tenemos un casco urbano donde casi no tenemos arbolado y creo que es necesario que sea más verde. 

Entiendo que el soterramiento de las vías mejorará esta situación.

El soterramiento de las vías va a permitir crear plazas de aparcamientos debajo de esos dos cajones, plazas que serán públicas, y eso permitirá ir sacando poco a poco los coches del casco urbano y liberaremos las calles para que sean más humanizadas, como marca la normativa europea. No estamos obligados por población, pero sí creo que debemos ir en consonancia con la Unión Europea y que las calles vuelvan a ser de las personas. Tenemos un casco urbano bastante duro, con aceras estrechas, casi invadido por coches, y hay que humanizarlo poco a poco, pero no podemos sacar los coches si no tenemos donde dejarlos, por eso tiene que ir todo en consonancia para transformarlo, de la mano.  

Ha gobernado estos últimos con el PRC, si las urnas lo apuntan así, ¿volvería a pactar con los regionalistas?

Hay demasiado ruido que realmente lo que hace es que no se vean las cosas buenas que se hacen

Nosotros llevamos ocho años gobernando con el PRC, en siete años y medio hemos tenido una relación fantástica, nos hemos llevado bien políticamente y personalmente nos hemos respetado. Es cierto que ha habido un encontronazo fuerte en cuanto al tema de las basuras, pero creo que somos lo suficientemente adultos y responsables como para no echar al traste siete años y medio buenos por un momento puntual que sí nos ha pasado factura a nivel personal y político. Pero hemos sabido corregirlo y salvarlo. Creo que cuando uno sale a gobernar, sale con el objetivo de sacar mayoría, aunque es muy complicado y más en municipios grandes, pero sales con esa ilusión. ¿Volvería a pactar con el PRC? Sí, volvería a pactar porque han sido siete años y medio buenos. 

Saliendo un poco de la política municipal, no sé si la política a nivel nacional, con la tensión que hay entre grandes partidos, puede influir en algo a la intención de voto en Camargo o es algo totalmente independiente

Yo creo que hay demasiado ruido que realmente lo que hace es que no se vean las cosas buenas que se hacen. Siempre se dice que se está haciendo mal desde el Gobierno y yo creo que también se han hecho cosas muy bien. Si de algo estoy orgullosa de este Gobierno es de cómo se gestionó la pandemia porque al final el tiempo ha dado la razón y a nivel mundial hemos sido el país que mejor lo ha hecho y que mejor ha salido de esa pandemia. Fueron momentos muy duros en los que al Gobierno se le echó todo encima y no tenía apoyo de nadie, entonces hay que decir también las cosas buenas que se hacen. En cuanto a la pregunta, algo puede influir pero creo que a nivel municipal influyen más las personas que las siglas, realmente, aunque hay un porcentaje de voto también importante que es fiel, tus votantes  de izquierdas,  pero hay otro porcentaje que vota a la persona o a la gestión de esa persona que está en ese momento.
 

“El desgaste de estos cuatro años con la pandemia me hizo reflexionar si seguir o no,...
Comentarios