jueves 2/12/21
empleo

Adiós a la recuperación de los niveles de contratación y los salarios previos a la crisis

Las empresas reconocen que la reducción de plantilla no ha afectado de la misma manera a todas las categorías profesionales. Así, los empleados son los que más han sufrido las consecuencias de la crisis y las propias compañías reconocen que han reducido una parte “bastante o muy importante” de la plantilla de trabajadores, mientras que en el caso de los directivos ha sido mucho más moderada.

scissors-893152_960_720
Las fórmulas de contratación tenderán hacia el trabajo por proyectos

La mitad de las empresas considera que las fórmulas de contratación tenderán hacia el trabajo por proyectos y creen que los avances tecnológicos habrán destruido para entonces muchos puestos de trabajo. La principal dificultad a la que deben hacer frente las empresas en el actual mercado laboral es al estado general de la economía, seguida del desajuste entre la oferta y la demanda de profesionales y la incertidumbre política, según informa Salamanca24horas.com

Con el objetivo de tomar el pulso al mercado laboral y de obtener una imagen lo más fiel posible de la situación actual del empleo en España, el portal web Infoempleo y la empresa de recursos humanos Adecco han querido analizar en profundidad a uno de los dos grandes protagonistas, las empresas, así como sus impresiones acerca del mercado laboral actual y del futuro.   

La mitad de las empresas considera que las fórmulas de contratación tenderán hacia el trabajo por proyectos y creen que los avances tecnológicos habrán destruido para entonces muchos puestos de trabajo

Las empresas españolas siguen sin recuperar el potencial que perdieron durante los años de la crisis y ahora tratan de retomar sus niveles de producción y de beneficios lo más rápido que el mercado les permite. Sin embargo, esta tarea no les está resultando sencilla. Según una encuesta realizada a más de 600 empresas y profesionales de los recursos humanos, la principal dificultad a la que deben hacer frente en el actual mercado laboral es al estado general de la economía, como señala el 37% de las organizaciones. 

Aunque ese no es el único problema al que se enfrentan. Existen otros aspectos conflictivos que se han generado como consecuencia de los años de crisis o se han agravado durante este tiempo, o bien ya existían anteriormente. Es el caso del desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles, que es un tema que está encima de la mesa desde hace un tiempo y que preocupa al 24,3% de las empresas. También la situación de incertidumbre política cala en el tejido empresarial y es ya el principal problema para el 23,8% de las compañías.  

Dificultades de acceso al crédito

Las dificultades de acceso al crédito para la creación de nuevos puestos de trabajo (21%) y la retención del talento (20,5%) son otras de las dificultades que atraviesan las empresas en la actualidad. 

Asimismo, muestran preocupación, aunque en menor medida, por los excesivos tipos y bases de cotización (17,9%), por la existencia de una legislación laboral demasiado rígida (15%), por la falta de acuerdo entre las instituciones educativas y las empresas (10,1%), y por la escasez de profesionales cualificados (9,9%).

El 65% de las empresas ha llevado a cabo despidos durante el último año, cifra superior a la del año anterior

Quizá motivadas por todas esas dificultades a las que deben hacer frente, la mayoría de empresas ha reducido o ha mantenido su inversión en capital humano con respecto al año anterior, tal y como afirma el 37,9% y el 40,1%, respectivamente. Por tanto, sólo el 22% restante ha incrementado su partida presupuestaria para destinarla a los recursos humanos.  

Como consecuencia, el 65% de las empresas ha llevado a cabo despidos durante el último año, cifra superior a la del año anterior. Entre los principales motivos que las han llevado a esta situación están la reducción de costes, razón de peso para el 73,4% de las organizaciones (el 47,6% la considera un motivo muy importante y el 25,8%, importante), y la reestructuración empresarial, que la considera importante o muy importante un 70,7% de los encuestados. 

Menos determinantes son otros factores como la falta de adaptación a los cambios, pues el 59,1% de las compañías lo consideran poco o nada importante, la falta de profesionalidad de los trabajadores (62,5%), los despidos disciplinarios (68,3%) y el absentismo laboral (77%).    

Las empresas reconocen que la reducción de plantilla no ha afectado de la misma manera a todas las categorías profesionales. Así, los empleados son los que más han sufrido las consecuencias de la crisis y las propias compañías (el 61,3%) reconocen que han reducido una parte “bastante o muy importante” de la plantilla de empleados, mientras que en el caso de los directivos y los mandos intermedios ha sido mucho más moderada: el 63,9% y el 53,6%, respectivamente, aseguran que la reducción de plantilla en estos casos ha sido “poco o nada importante”. 

Los despidos tampoco se han producido de manera equitativa en los diferentes departamentos o áreas funcionales dentro de la empresa. Aquí, los más perjudicados han sido los trabajadores del área Comercial y de Ventas, pues el 27% de las empresas reconoce que ha sido mayoritariamente en este departamento donde se han llevado a cabo los despidos.  

Sin embargo, para el 24% de los encuestados ha sido el área de Atención al Cliente el más afectado por la reducción de plantilla, seguido de los de Administración y Servicios Generales (20,6%), Ingeniería y Producción (19,6%), Compras, Logística y Transporte (12,9%) y Tecnología e Informática (12,3%).  

Son minoría, en cambio, las empresas que consideran mayoritarios los despidos en las áreas Legal (2,6%), de Dirección General (4,4%), de Telecomunicaciones (4,6%), de Calidad, I+D, PRL y Medio Ambiente (5,8%), de Recursos Humanos (9,7%) y de Marketing y Comunicación (9,9%).

 

Comentarios