domingo 22/5/22

Germán Trugeda nació en Torrelavega y, como buen torrelaveguense, conoce las cosas más especiales de la ciudad. Se le conoce por nombre y por apellido, además de por ser profesor y haber ejercido una de sus pasiones en casi todos los centros de la cuenca del Besaya. 

Desde hace un tiempo Germán se dedica, entre otras cosas, a escribir libros. Ha publicado un libro de relatos en la editorial Septentrión titulado 'Las andanzas de Santi García' (2020) y autopublicó en Internet 'Diario de cuarentena' en colaboración con el ilustrador Adrián Luján (2020). 

Ahora es el tiempo de Paca, la vaca que ha dado vida a la nueva historia de Trugeda con ilustraciones de Eva Iglesias dedicada a los niños y que ya está en librerías.

- ¿Cómo nació ‘La Vaca Paca’? Una figura tan cántabra por otra parte 

Son unos cuentos que yo me inventé cuando mis hijos eran pequeños porque a la hora de comer eran un desastre. Inventándome cuentos nació La Vaca Paca, que les gustaba mucho y fue el truco del almendruco porque gracias a estos cuentos conseguía que mis hijos comiesen. Es un truco de padres para que los niños coman, duerman o se porten bien. Con los años se me ocurrió repescar esta historia de Paca y reescribirla, algunas me acordaba de ellas porque las conté mil cosas pero algunas cosas las he tenido que volver a escribir. 

Lanzar este libro infantil para mí ha significado ponerme en los ojos de un niño

- El conjunto del libro: texto, ilustraciones, maquetación… ¿qué significa para ti este nuevo libro de literatura infantil 100%?

Lanzar este libro infantil para mí ha significado ponerme en los ojos de un niño, regresar 50 años atrás. He buscado que me gustasen las historias, las ilustraciones y que me gustase el libro con objeto, que eso es una cosa que los niños sí que recuerdan con el paso del tiempo, libros que tienes en tu mente porque te gustaban mucho como eran. 

- Estás con las presentaciones ahora de este cuento, ¿qué fechas nos esperan y dónde podemos verte con Paca?

Ya hemos hecho presentaciones y firma del cuento en librerías en Torrelavega y en El Corte Inglés.  Después, el jueves 5 de mayo iremos a La Vorágine, en Santander con La Vaca Paca y más adelante estaremos en Dlibros y en la Feria del Libro. 

Al hilo de esto, este es un cuento que hay que difundir por muchas cosas. El editor Ramón Villegas, de Librucos, no ha escatimado en esfuerzos en hacer un buen libro, un libro muy bien editado con muchísima calidad. Sin querer parecer nada más allá, creemos que el libro puede venderse en cualquier sitio. 

Germán Turgeda firmando su cuento
Germán Turgeda firmando su cuento

- Oye… ¿habrá en el futuro otro personaje creado por Germán? ¡Mójate! 

Espero que sí. Las historias de ‘La Vaca Paca’ ya están cerradas pero me gustaría probar con más animales. Tengo pensado hacer una historia sobre petirrojos porque los veo mucho y es un animal que me hace mucha gracia y con nutrias, un animal que llevo siguiendo hace tiempo y creo que puede dar juego. Si ‘La Vaca Paca’ funciona, habrá que mojarse con lo demás. 

- Venías de la literatura un poco más adolescente con Santi (vaya pieza), y has llegado ahora a la literatura infantil con Paca. A la hora de escribir el lenguaje no es el mismo, podemos decir que nada es lo mismo. ¿En qué género te has sentido más cómodo?

Me he sentido más cómodo con Santi porque era algo más cercano a mí. La literatura infantil he tenido que trabajarlo mucho porque además he querido no marcar el género masculino pero tampoco caer en la repetición de “ellos y ellas”. He cambiado muchas frases para que no prevalezca el masculino porque sin darnos cuenta nos sale a borbotones. 

Intencionadamente he querido incluir también términos y palabras un poco añejas que ya no se utilizan. Con esto quería provocar un poco a los chavales porque hay palabras que no han oído como por ejemplo ‘recorcholis’, ‘haragán’... En el libro hay muchas.

Mi truco es que escriban para que lean

- Germán, como profesor y escritor ya experimentado, da un consejo para las nuevas generaciones que a veces se sumergen en las series y tecnologías -ya desde bien pronto- y se olvidan de la lectura. 

La lectura larga no se suele practicar. Yo como profesor tengo la labor también de crear lectores. Tenemos muchos obstáculos y enemigos por todos los lados pero lo que estoy entendiendo ahora mismo es que mando escribir mucho en clase porque al menos eso hace que lean por lo menos, lo que escriben, Si todas las semanas les mandas hacer un texto largo ya te aseguras de que lean algo. Mi truco es que escriban para que lean. 

Comentarios