martes 30/11/21
INCENDIOS

La lluvia da un respiro a Cantabria y ayuda a sofocar la mayor parte de los incendios

Todavía se mantienen una veintena de focos activos. El presidente del Gobierno, Miguel Ángel Revilla, asegura que el "99% de los incendios son provocados por delincuentes ecológicos".

Los incendios han consumido cerca de 2.000 hectáreas. Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos
Los incendios han consumido cerca de 2.000 hectáreas. Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos

Cantabria mantiene una veintena de incendios forestales activos de los casi 90 que se han registrado este lunes en la comunidad. La lluvia caída a última hora de la tarde ha dado un respiro en una "jornada crítica" por el número de focos activos, la rapidez con la que se han propagado por las fuertes rachas de viento sur y la imposibilidad de actuar con medios aéreos, que se podrán incorporar este martes a los trabajos si las previsiones meteorológicas se cumplen.

Pese a ello, según ha informado el Gobierno de Cantabria, la gran labor de los servicios de extinción ha permitido que en estos momentos la situación esté controlada y no haya ningún riesgo para la población.

La lucha contra el fuego se ha llevado a cabo íntegramente desde tierra con cerca de 700 efectivos desplegados a lo largo de toda la geografía regional, total en el que se incluye a la UME, que tiene movilizados 455 militares en la región; personal del Gobierno de Cantabria (cuadrillas, guardería de la Dirección General del Medio Natural y bomberos del 112), Guardia Civil y voluntarios.

En cuanto a medios materiales, han intervenido 73 autobombas y nodrizas, más otros tantos vehículos auxiliares.

Los incendios activos de mayor calado se encuentran en la zona oriental de Cantabria, concretamente en los municipios de Liendo y Guriezo, donde a media tarde se incorporó el tercer destacamento de la Unidad Militar de Emergencia. También se mantiene un importante despliegue de cuadrillas de operarios forestales en el medio y alto Asón, concretamente en Ramales de la Victoria y en Rasines.

En Socarbarga, donde se desató un foco bastante llamativo por la tarde y el viento dirigía las llamas hacia unas viviendas, se movilizó inmediatamente a una cuadrilla de la Dirección General de Medio Natural y la Agrupación de Voluntarios de Camargo, que en estos momentos siguen trabajando en el lugar y mantienen la situación bajo control.

En el valle del Besaya, extinguido ya el foco que durante buena parte del día permaneció activo en Pesquera, se mantiene el control y la vigilancia en Anievas y San Vicente de León, mientras que en Viérnoles, donde se tuvo cortar la vía de Renfe -ya está abierta a esta hora- y el fuego rondó algunas viviendas, la situación ha recobrado la normalidad, al igual que en La Viesca y Riocorvo.

También en Viérnoles se produjo este mediodía un incidente con cinco vehículos de los servicios de extinción, que han resultado calcinados o afectados por el fuego después de producirse un cambio en la dirección del viento, sin tener que lamentar daños personales.

La evolución ha sido igualmente muy favorable en una de las zonas más afectadas en los últimos días como es el valle de Cabúerniga y Los Tojos, concretamente en Bárcena Mayor, que a esta hora no registra incidencias significativas.

Los 3 Puestos de Mando Avanzados (PMA) permanecen instalados en Ruente, Los Corrales de Buelna y Liendo. A lo largo de la jornada el Servicio de Emergencias 112 ha recibido un total de 866 llamadas relacionadas con incendios forestales.

Al menos 2.000 hectáreas de "extraordinario valor ecológico" han resultado calcinadas en la última semana a consecuencia de los incendios forestales registrados estos días en Cantabria, el "99%" de los cuales han sido "provocados", y donde aún continúan activos 65 focos.

Además, permanecen movilizados cerca de 400 efectivos entre operarios de las cuadrillas y la guardería de la Dirección General del Medio Natural, personal del 112, miembros de la UME (Unidad Militar de Emergencias) y voluntarios de Protección Civil, que actúan en estos momentos desde tierra con medios mecánicos.

Asimismo, los medios aéreos, entre ellos seis hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y el helicóptero del Gobierno regional, están preparados para actuar cuando las condiciones de viento -esta jornada hay alerta naranja por rachas de hasta 130 kilómetros por hora- lo hagan posible.

2.000 hectáreas quemadas

Hasta el momento, tal y como ha señalado en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) de Ruente el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, se han calcinado en la última semana al menos 2.000 hectáreas de "extraordinario valor ecológico", ya que buena parte pertenecen a los parques naturales Saja-Besaya y Collados del Asón, ambos de la Red Natura 2000.

El jefe del Ejecutivo, acompañado por el director general del Medio Rural, Antonio Lucio, y por los acaldes de Los Tojos, Belén Ceballos, y Ruente, Jaime Díaz, ha comprobado sobre el terreno la situación de Bárcena Mayor, donde se concentraron todos los esfuerzos anoche por la cercanía de las llamas al núcleo urbano. A esta hora, la situación está controlada y no hay riesgo para la población, si bien un equipo de cerca de 70 personas sigue interviniendo en el lugar.

En esta zona de Cabúerniga-Los Tojos, especialmente en el entorno de la citada localidad de Bárcena Mayor y junto con las cuadrillas y la guardería de la Dirección General del Medio Natural y efectivos del 112, están desplegados desde esta madrugada 89 militares de la Unidad Militar de Emergencias UME, que han desplazado 12 autobombas, 2 camiones nodriza, vehículos auxiliares y equipos de telecomunicaciones.

Del mismo modo, y a petición de la Comunidad Autónoma, otro destacamento de la UME de similares características se va a incorporar a los trabajos de extinción en el Valle del Besaya y una tercera unidad, con 6 autobombas, en la zona del Alto Asón.

Los Puestos de Mando Avanzados para ambas zonas quedarán fijados en Los Corrales de Buelna y en Ramales de la Victoria, respectivamente. Además, dada la gravedad de la situación, se encuentran movilizados todos los servicios de emergencias y protección civil de la Comunidad Autónoma.

Así, colaboran también en las labores de extinción los Parques de Emergencias del Gobierno, la Asociación de Voluntarios de Suances, Bomberos de Torrelavega, Voluntarios de Protección Civil de Torrelavega y también de Cabezón de la Sal, entre otros.

Destruyendo el paisaje de Cantabria

Revilla ha asegurado que "el 90 o 99%" de los incendios son "provocados por delincuentes", a los que -ha dicho- apelar es "una causa inútil".

Por ello, ha llamado a la "conciencia cívica" de todos los ciudadanos para que "denuncien si se descubre o se intuye la acción de alguno de estos pirómanos", sobre quienes tiene que "caer todo el peso de la ley" porque, ha añadido, están "cargándose el presente y el futuro del paisaje, la naturaleza y la riqueza de Cantabria".

El presidente ha señalado que estos "delincuentes ecológicos" actúan en situaciones "diversas", aprovechando las circunstancias climáticas de calor, terreno seco y ausencia de lluvia que favorecen la propagación de los fuegos.

Asimismo, ha garantizado que se van a seguir haciendo "todos los esfuerzos para atacarlo desde tierra y salvaguardar los núcleos de población", y ha asegurado que la seguridad de las personas "está garantizada actualmente".

Por otro lado, el presidente cántabro ha agradecido el trabajo de todos los medios dependientes de la Comunidad Autónoma, de los municipios y del Ejército.

Comentarios