domingo 28/11/21
PLENO

El Parlamento de Cantabria pide aplazar el etiquetado alimentario 'Nutriscore'

El PRC ha votado a favor de este aplazamiento junto a la oposición mientras que el PSOE se ha abstenido

 

Imagen de archivo del Parlamento de Cantabria
Votación del Pleno del Parlamento de Cantabria | Foto de archivo

El Pleno del Parlamento de Cantabria, con el acuerdo de todos los grupos salvo el PSOE, que se ha abstenido, ha pedido aplazar la adopción en España del sistema de etiquetado de alimentos 'Nutriscore' que el Ministerio de Consumo quiere implantar, puesto que, tal y como está, lo ven "reduccionista", "simplista" y, además, "penalizará" a "productos estrella" de la región, como los quesos, los sobaos o las anchoas.

La regulación e implantación de este sistema de etiquetado frontal, que algunos países de la UE ya han adoptado o han anunciado que lo harán, ha vuelto a hacer discrepar en el voto a los dos socios de Gobierno PRC-PSOE.

Así, el PRC se ha unido a la oposición (PP, Cs y Vox) para votar a favor de una proposición no de ley (PNL) del partido naranja para que el Gobierno regional inste al nacional a aplazar la introducción de este sistema de etiquetado "en espera de acordar un sistema de etiquetado común europeo y homologable en todo el mercado interior". Mientras, el PSOE se ha abstenido.

En la iniciativa, se aboga por reemplazar esta adopción por una campaña de información adicional sobre el valor nutricional de los alimentos y sobre los "beneficios de una dieta variada y saludable como la dieta mediterránea".

Además, se plantea, entre otros temas, que, si finalmente se adopta 'Nutriscore', se adapte a los patrones de consumo de la sociedad española para que alimentos y productos alimenticios que forman parte de la dieta mediterránea no se vean perjudicados por el semáforo nutricional.

También, la PNL aprobada pide excluir, a su vez, de la aplicación del sistema a los alimentos y productos alimenticios reconocidos como Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) y Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), debido al "valor añadido de los mismos y a la imposibilidad de adaptar su composición o elaboración a los requisitos de dicho sistema".

Aunque todos se han mostrado a favor de que los consumidores cuenten con información completa para que puedan elegir con conocimiento los alimentos que consumen, PRC, PP, Cs y Vox han puesto varios 'peros' a 'Nutriscore'' y, sobre todo, al algoritmo con el que se calcula la clasificación nutricional, que va de la 'A' --para aquellos alimentos que se consideran más saludables-- a la 'E', para los menos beneficiosos. Así, estos cuatro grupos, han advertido de que este sistema "prioriza" a la hora de hacer su evaluación el valor calórico y no el alimento en sí o los nutrientes uno por uno; no diferencia entre alimentos de producción artesanal de otros industriales, ni distingue entre grasas "buenas y malas", con lo que puede "confundir" e "inducir a error" al consumidor.

De esta forma, sostienen que se "penalizan" alimentos "muy beneficiosos", dando "luz verde" a otros procesados y, a su juicio, menos saludables. Como ejemplo, han indicado que, según 'Nutriscore', un refresco obtendría una mejor clasificación nutricional que el aceite de oliva. Por todo ello, han reclamado que, si se adopta este sistema, se lleven a cabo "mejoras" en el algoritmo que calcula la clasificación de los alimentos.

PRC o Cs se han mostrado partidarios de un sistema "armonizado" en toda la UE, como el que se pretende impulsar desde a Comisión Europea.

Mientras, Vox está a favor de que España adopte su "propio sistema", como ha hecho Italia, adaptado a la "realidad" del país. El PP plantea que España y Cantabria "ejerzan su liderazgo en la UE y promuevan la aplicación del sistema de etiquetado Nutriscore" pero estudiando cómo solucionar su "desencaje" respecto a la legislación europea e introduciendo mejoras sobre sus elementos de cálculo con posteriores pruebas experimentales para evaluar su adecuación, con lo que entiende que así se mejoraría la puntuación de algunos alimentos, como el aceite de oliva, el jamón o la leche, sin necesidad de que queden excluidos.

ABSTENCIÓN DEL PSOE

Por su parte, el PSOE ha hecho algunas "matizaciones" a las advertencias del resto sobre este sistema, lo ha defendido y cree que es "necesario" que España lo regule porque, a su juicio, es "bueno" tanto para los consumidores como para las empresas productoras. Además, ha recordado que son muchos los países de la UE a los que España exporta sus alimentos que ya han anunciado que adoptarán este sistema.

Tras las críticas del resto de grupos al sistema de cálculo y clasificación de Nutriscore, la diputada socialista Paz de la Cuesta, en su elaboración han intervenido "expertos nutricionistas" de La Sorbona, ha sido avalado por cientos de científicos y también por asociaciones de productores.

Además, ha señalado que si España quiere plantear mejoras en el algoritmo y la valoración de algunos de sus productos, debe primero regularlo y estar en las instituciones que trabajan por mejorar este algoritmo. Por todo ello, el PSOE no ha apoyado la iniciativa, y se ha abstenido, por "razones de salud" y porque, según ha dicho, "quiere" que las empresas sean "más competitivas".

En Cs se han mostrado "perplejos" por la postura del PSOE y ha advertido al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), de la actitud de sus "socios", pidiéndole que "tome cartas en el asunto" ante los socialistas y el Gobierno de España para que productos como las anchoas no caigan "en desgracia", con este sistema.

GANADO OVINO Y CAPRINO

Por otro lado, en el Pleno de este lunes PRC y PSOE han hecho valer su mayoría absoluta en la Cámara para tumbar la moción presentada por Cs que reclamaba al Gobierno incluir al ganado ovino y caprino en el Plan de Desarrollo Rural de 2023 con el objetivo de impulsar y potenciar su presencia en Cantabria, así como una discriminación favorable para este tipo de ganadería y una línea de ayudas en los presupuestos para 2022.

Regionalistas y socialistas han argumentado que estas ganaderías ya cuentan con ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y planes para su potenciación desde la Consejería de Desarrollo Rural. Además, creen que las propuestas que afectan a los presupuestos tendrán que presentarse cuando llegue el momento de debatirlos y aprobarlos.

Por el contrario, los grupos de la oposición (PP, Cs y Vox) han apoyado la moción defendiendo que las cabras y las ovejas juegan un papel "crucial" en el medio rural, sobre todo para el desbroce y mantenimiento de los montes que evita incendios, además de que actualmente hay dos denominaciones de origen dependen directamente de estas especies.

Asimismo, han apuntado la importancia de apostar por un control "racional" del lobo para el mantenimiento de estas cabañas porque "la gente del ovino y caprino cada vez está mas harta" y "muchos" ya no reponen sus animales cuando son atacados" porque "para que venga el lobo y se la coma, para eso es mejor no criarla".

En el Pleno, uno de los que no ha asistido presencialmente y ha votado de forma telemática ha sido el vicepresidente regional y diputado por el PSOE, Pablo Zuloaga, quien se encuentra confinado en su domicilio tras haber dado positivo por Covid dos familiares convivientes, una de las cuales ha estado hospitalizada en Valdecilla unos días, si bien ya se encuentra de nuevo en casa, según ha informado el propio Zuloaga en sus redes sociales.

Comentarios