domingo. 03.07.2022
URBANISMO

Paisaje después de la tragedia

Las consecuencias del boom urbanístico de los años 2000 aún son visibles en Miengo, como en muchos otros municipios costeros de Cantabria.

miengo01
Construcciones abandonadas en el municipio de Miengo | FOTOS: Equo

En el municipio de Miengo, sobre todo en los pueblos de Mogro y Cudón, existe un reguero de cadáveres urbanísticos construidos o medio construidos en mitad del boom urbanístico de los años 2000, en aras de un supuesto crecimiento y desarrollo del municipio costero, de unos 4.700 habitantes. Casas a escasos metros de naves industriales, urbanizaciones sin acabar de construir, restos de obras, edificios abandonados a pie de costa… Un caos urbanístico que conlleva la pérdida de la esencia de los pueblos, a la que hay que sumar no pocos problemas vecinales. Así lo ha denunciado Equo más Independientes por Miengo, formación ecologista que insiste en el gran número de viviendas acabadas y vacías que nunca se vendieron y que ahora están “en manos de bancos o promotores inmobiliarios”, generando “problemas de pillaje y vandalismo”. Se trata de “zonas comunes más que descuidadas” que causan “graves perjuicios” a quienes eligieron Miengo como lugar de residencia y ahora ven cómo estos “bloques fantasmas” no pagan “gastos de comunidad, impuestos ni tasas”, a lo que hay que sumar la “desidia municipal”. Todo ello “en muchos casos impide a los vecinos disfrutar de las zonas y servicios comunes” y provoca “la depreciación de su vivienda”.

miengo02

En octubre de 2015 Equo llevó al Pleno una propuesta que fue aprobada por el resto de grupos políticos pero que nunca ha sido puesta en marcha

En octubre de 2015 Equo llevó al Pleno del Ayuntamiento de Miengo una propuesta para sancionar a las entidades bancarias que tuvieran viviendas permanentemente vacías y para tomar medidas que fomentaran alquileres sociales, una propuesta que fue aprobada por el resto de grupos políticos pero que nunca ha sido puesta en marcha, denuncia la formación ecologista. Por otro lado, y en forma de ordenanza de limpieza viaria, se propuso que al menos en estas urbanizaciones se procediera a la limpieza de las zonas comunes abandonadas, “que generan un aspecto lamentable de estas urbanizaciones, con la presencia de ratas, culebras, malas hierbas, acumulación de basura…”. Pero igualmente sin éxito.

“No se puede olvidar que estas construcciones se hicieron con el visto bueno del entonces alcalde del PP y se vendieron como un logro de recaudación municipal y de cesiones de viales y zonas verdes públicas, así como un tanto por ciento de viviendas o en su defecto una compensación económica, tal y como marca ley”, ha advertido Equo, que destaca que “con ello se asumieron unos supuestos ingresos, en forma de impuestos, que nunca llegaron, e implícitamente se asumieron los gastos mantenimiento de esas zonas cedidas, calles, aceras, jardines...”.

En Mogro se construyó, a 15 metros de la playa, un supuesto Club Náutico de cerca de 1.000 metros cuadrados que nunca abrió sus puertas

En Mogro, dentro del Parque Natural Costa Quebrada y Estuario del Pas, se recortó la zona de POL (Plan de Ordenación del Litoral) para construir, a 15 metros de la playa, un supuesto Club Náutico de cerca de 1.000 metros cuadrados en dos o tres plantas que nunca abrió sus puertas, abandonado. En el paseo marítimo de la Playa de Usil –también en Mogro–, otro enorme local de plazas de aparcamiento de unos 1.200 metros cuadrados por planta, cerrado y abandonado. En pleno centro del pueblo de Mogro se encuentra la Urbanización Virgen del Monte con al menos tres bloques de unas 60 viviendas completamente abandonadas que han sido fruto del vandalismo. A lo que hay que sumar un enorme centro comercial de más de 2.000 metros cuadrados, vacío y abandonado. O el enorme chalet a medio construir que decora la carretera autonómica desde hace años, sin tapiar y convertido en un lugar inseguro debido a su fácil acceso y a sus enormes alturas interiores.

miengo03

Lo mismo ocurre en Cudón, donde cerca de la Sala Robayera se ve la estructura de otro bloque de pisos que nunca se terminó y que ya nunca se podrá retomar debido al mal estado en el que se encuentran los materiales de su construcción. Y a solo unos metros, otra hilera de viviendas tiene por vistas los restos de cimientos, hierros y deshechos de otra fase de construcción fallida.

“Para que la gente quiera venir a vivir a Miengo lo que hace falta es dotar de servicios al municipio”

“Aun así, el Ayuntamiento de Miengo parece estar preparado para asumir alegremente la construcción de otras entre 85 y 104 viviendas en los terrenos cercanos a la playa de Usgo, sin haberse ni planteado cómo dar solución a la bolsa de viviendas vacías y abandonadas que riegan el municipio”, ha denunciado Equo. Sara Gómez, concejal y portavoz de Equo, considera “imprescindible” que el Ayuntamiento de Miengo “haga un inventario de las viviendas que hay en el municipio, separadas por su tipología: viviendas de residentes, vacacionales y vacías, y una vez se tenga esa información, tomar medidas para tratar de promover alquileres sociales y sanciones a los bancos propietarios de las viviendas vacías”. Y es que está convencida de que “para que la gente quiera venir a vivir a Miengo lo que hace falta es dotar de servicios al municipio”. “No tenemos ni una acera de continuidad por la arteria principal, el transporte en autobús –sobre todo a Santander– tiene solo dos frecuencias, no existe atención a los jóvenes ni tienen acceso a ningún local municipal…”, denuncia.

Es el paisaje después de la tragedia del boom urbanístico de los años 2000, de consecuencias aún visibles en Miengo, como en muchos otros municipios costeros de Cantabria.

miengo04

Comentarios