martes 26/10/21
PESCA

Los mariscadores cántabros piden más zonas para pescar

Decenas de personas se manifiestan frente a la Consejería para exigir soluciones ante el cierre “casi masivo” de la Marisma de Santoña por contaminación por E.Coli.

Siembra de almejas
Los mariscadores denuncian que el Gobierno no hace nada por arreglar la situación de la contaminación en el sector

Mariscadores cántabros se han concentrado este martes frente a la Consejería de Pesca del Gobierno regional para exigir a este departamento soluciones ante la situación en que se encuentra el sector, entre ellas que les abran más zonas "y nos dejen mariscar".

Según ha indicado José Luis Álvarez, de la asociación Arcisa de Santoña, unas 60 personas han participado en la concentración de esta jornada, a la que seguirá una nueva el próximo viernes, 7 de abril, en la Consejería de Medio Ambiente, a las 12:30 horas.

El portavoz del colectivo se ha quejado del cierre "casi masivo" de la Marisma de Santoña previsto, debido a la contaminación por E.Coli (residuos, abonos y aguas fecales) del agua, y que también aparece en moluscos pero que -según asegura- son "aptos para el consumo después de depuración". "Perfectamente", ha garantizado.

Y es que "con una depuradora, el E.coli desaparece", ha afirmado Álvarez, antes de criticar que no les hayan recibido este martes en la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación. "Hemos recibido la callada por respuesta", ha remachado.

También ha afeado a este departamento por el hecho de haber solicitado analíticas sobre dicha contaminación y no haber recibido "nada" al respecto. "Nosotros no nos lo creemos", ha señalado el portavoz de Aricsa.

Y tampoco se creen, como les han dicho, que en las zonas que van a quedar abiertas para capturar almejas haya "7.000 kilos de stock", pues "la gente se las ve para coger 4 kilos para los muestreos".

El representante del colectivo ha apuntado que aunque el problema se concentra principalmente a Santoña también afecta "de rebote" a otras zonas de marisqueo, como la capital cántabra, pues "si no tenemos aquí (en la villa) marisco para más de 15 días, el resto del verano estaremos en Santander".