jueves. 25.04.2024

El invierno no acaba de despedirse. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé en Cantabria para este lunes, 30 de abril, nuboso o cubierto, con lluvias y chubascos en la mitad norte que se extenderán al resto de la comunidad durante las horas centrales. Cota de nieve en torno a 900-1.200 metros, subiendo a 1.200-1.400 metros. Temperaturas mínimas en ligero descenso en el extremo sur y con pocos cambios en el resto; máximas en ligero descenso, algo más marcado cuanto más al sur y al este. Heladas débiles en cotas altas del tercio suroeste. Vientos del sur y suroeste girando por la tarde a noroeste, ocasionalmente fuertes en el litoral y flojos en general en el interior. Temperaturas máximas y mínimas previstas: Cabezón de la Sal, 12 y 7 grados; San Vicente de la Barquera, 11 y 8; Santander, 13 y 9; Castro Urdiales, 13 y 9; Potes, 12 y 5; Reinosa, 8 y -1; y Torrelavega, 12 y 8 grados.

En cuanto al conjunto de la Península Ibérica, un frente atlántico con embolsamiento de aire frío dejará este lunes chubascos y tormentas en la mitad noreste y centro peninsular, y se desplazará hacia el Mediterráneo el martes, cuando la probabilidad de chubascos se trasladará al cuadrante sureste peninsular y al área mediterránea. El frente, que ha entrado por el noroeste peninsular, provocará que el puente de mayo esté marcado por un incremento de la inestabilidad con chubascos y tormentas generalizadas, según la Aemet. Este lunes afectará especialmente al área cantábrica, donde los chubascos y las tormentas serán más frecuentes y localmente persistentes. La cota de nieve se situará en 1.000 y 1.200 metros subiendo a 1.400 en horas centrales.

Para el martes 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, la mayor probabilidad de chubascos estará en el cuadrante sureste peninsular y al área mediterránea, donde podrá haber chubascos y tormentas de distribución irregular. Las precipitaciones serán poco probables en las comunidades del oeste peninsular.

El invierno no se despide