miércoles 8/12/21
CANTABRIA

El Ejecutivo regional pide “sensibilidad” a Sniace con sus trabajadores

Francisco Martín destaca que el proceso de reapertura se va cumpliendo, pero exige que se cumplan también los compromisos con la plantilla.

Los trabajadores reclaman la readmisión de los despedidos tras el cierre
Los trabajadores reclaman la readmisión de los despedidos tras el cierre

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, ha pedido este jueves a la dirección de Sniace que tenga "sensibilidad" con los trabajadores afectados por los despidos, ya que se están produciendo situaciones "muy trágicas" al darse el caso de que, desde "hace tiempo", a muchos se les han acabado los subsidios.

"La principal preocupación del Gobierno de Cantabria son los trabajadores de Sniace", ha sentenciado Martín, a preguntas de los periodistas sobre la situación de la empresa, a propósito de las cuales ha expresado su preocupación por que los compromisos de la dirección con la plantilla "quizá no se van cumpliendo".

Lo que sí se están cumpliendo, aunque con "un mes de retraso" sobre la hoja de ruta prevista, son los hitos marcados por la dirección para la reapertura de la fábrica de Torrelavega, ha subrayado Martín, para explicar al respecto que ayer habló con el director de Sniace, Blas Mezquita, quien le garantizó que el folleto para la ampliación de capital estará aprobado por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) a finales de este mes.

"La credibilidad del proyecto se traduce en que los hitos se vayan cumpliendo y se van cumpliendo", ha valorado el consejero, al que sin embargo "preocupa" que no se cumplan los compromisos adquiridos con los trabajadores, por lo que pide "sensibilidad" a la dirección.

Ante esto, Martín entiende el "descreimiento" de algunos sindicatos o el "hastío" de los empleados en torno al proceso para la reapertura de Sniace, en tanto que desde el Ejecutivo -ha dicho- deben ser "muy prudentes" y trabajar siempre "desde el lado del trabajador". "El Gobierno de Cantabria se pone del lado del trabajador", ha apostillado.

Así, el apoyo de la Administración regional "no tiene mucho que ver" con la empresa como tal, sino con el trabajo inducido y la calidad de vida de los trabajadores, que llevan tres años en una situación "muy compleja", ha insistido el consejero.

Comentarios