lunes 27/9/21
CANTABRIA

Un Día de Cantabria "triste" homenajea a la Corporación de Cabezón de la Sal que inició el proceso de autonomía

presidente_cabezon_02
Miguel Ángel Revilla iza la bandera de Cantabria en el acto celebrado esta mañana en Cabezón de la Sal

Cabezón de la Sal ha acogido este domingo un Día de Cantabria "triste" por el Covid-19, pero con el optimismo de que "probablemente queda poco" para superar la pandemia y que el próximo año pueda ser una celebración "llena de gente".

La edición de este año ha rendido homenaje a la Corporación local que en 1979, con el alcalde Ambrosio Calzada al frente, aprobó la moción que supuso el punto de partida para la constitución de Cantabria como comunidad autónoma, que culminó en 1981 con la aprobación del Estatuto de Autonomía.

La edición de este año ha rendido homenaje a la Corporación local que en 1979

Algunos de los concejales de aquella Corporación (Andrés Alonso, Felipe Fernández, Andrés Mantilla, Santiago Ruiz de la Riva y Manuel Morante) han estado presentes en el acto y han recibido como obsequio la figura representativa del 40 aniversario del Estatuto de manos del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla.

"Gracias por aquello que hicisteis. Sois un testimonio extraordinario de la fuerza y el poder del municipalismo", ha enfatizado el jefe del Ejecutivo, al tiempo que ha felicitado la labor de las entidades locales en la gestión de la crisis sanitaria y en la consolidación del modelo autonómico.

Revilla se ha mostrado visiblemente emocionado por asistir a un nuevo Día de Cantabria, pero "triste" ante la imposibilidad de celebrar como antaño esta tradicional fiesta de exaltación de las raíces cántabras.

Ha ensalzado que en Cabezón de la Sal comenzó el proceso hacia la autonomía de Cantabria que ya es "irreversible". "No volverá a ocurrir perder otra vez el nombre, la identidad, que es lo último que puede hacer un pueblo. Si no hay raíces malamente se puede defender algo", ha dicho.

Asimismo, ha confiado en que el próximo año vuelva la normalidad a esta jornada festiva. "Quiero imaginarme el año 22 con Cabezón lleno de gente reivindicando las raíces de Cantabria y en fiesta por las calles como antaño veníamos aquí a disfrutar. Creo que eso no está lejos", ha concluido.

Por su parte, el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso, se ha mostrado orgulloso de presidir en la actualidad un Ayuntamiento que fue la "punta de lanza" de un "movimiento imparable" hacia la autonomía de Cantabria.

Simplificada con respecto a otras ediciones a causa de la pandemia, la celebración ha comenzado con el izado de las banderas de España y de Cantabria por parte del presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, y del propio Miguel Ángel Revilla, respectivamente, al son de los himnos nacional y autonómico, interpretados por la banda de gaitas 'La Montaña'.

El acto institucional, celebrado en el Parque Municipal Conde San Diego, ha contado con la asistencia de una amplia representación de autoridades cántabras, entre ellas varios consejeros del Gobierno cántabro, el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso; el presidente de la Federación de Municipios, Pablos Diestro; senadores y diputados autonómicos.

Un Día de Cantabria "triste" homenajea a la Corporación de Cabezón de la Sal que inició...
Comentarios