jueves 26/5/22

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha advertido del "grave peligro" que corren los animales de las explotaciones ganaderas de bovino, equino, ovino y caprino de la región -en torno a 250.000 ejemplares- que inician estos días la subida a pastos "sin ningún tipo de protección ante las amenazas de la creciente población de lobos".

Blanco ha indicado que el reto actual pasa por garantizar la sostenibilidad de las explotaciones mediante el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria

A ello se suma la imposibilidad del Gobierno de Cantabria de realizar los controles poblaciones que contempla el Plan de Gestión del Lobo desde que fue incluido el año pasado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

"No queremos acabar con los lobos, pero necesitamos controlar la especie para que nuestros ganaderos puedan seguir viviendo y sus animales dejen de morir todos los días", ha afirmado Blanco, quien ha señalado que el año pasado más de 1.400 reses murieron por ataques de lobo en la región.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la sensibilidad social con los ganaderos porque, en su opinión, "no pueden seguir criando ganado para que sea alimento para otras especies", y ha reclamado al Gobierno central que "deje de avasallar" a las comunidades autónomas que albergan más del 95% de la población del cánido en España (Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León) con medidas como la de sobreproteger a una especie que "ya cuenta con protección", tanto en Cantabria como en España.

El consejero ha realizado estas afirmaciones durante la inauguración del foro nacional 'I+D Agro' que la Cadena Ser ha organizado en el Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, y en la que ha asegurado que "estamos en un momento crucial para apoyar al sector primario porque lo necesitan más que nunca".

Un apoyo "claro y decidido" ante la sociedad, ha dicho, "de nuestra forma producir alimentos, evitando la dependencia del suministro exterior, y apostando por una actividad ganadera y su capacidad para ocupar el territorio, mantener el paisaje y conservar la biodiversidad".

"El sector ganadero profesional, concretamente, el vacuno de leche, ha apostado por el uso creciente de la innovación y la tecnología en el manejo y la gestión de sus granjas, y que ahora tiene por delante el reto de la gestión medioambiental", ha subrayado Blanco, quien ha insistido en poner en valor de forma efectiva la relevancia de la agricultura, la ganadería y la pesca como productores de alimentos y garantía del mantenimiento del patrimonio natural de Cantabria.

En este sentido, ha indicado que el reto actual pasa por garantizar la sostenibilidad de las explotaciones mediante el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y que los productores consigan precios "que cubran, al menos, los costes de producción", al tiempo que se logra "demostrar a una parte de la sociedad que no somos tan contaminantes como algunos se empeñan en afirmar".

Por ello, ha abogado por el desarrollo actual de inversiones en materia de gestión de purines, eficiencia energética y agricultura de precisión, así como un manejo de la ganadería ligada al territorio y al consumo de pasto que sea respetuosa con el medio ambiente, como es el caso -ha dicho- de esta comunidad autónoma, con una media de tamaño de explotación en vacuno de leche de unos 50 animales de ordeño y de unos 40 en producción de carne.

También ha defendido la relevancia de la producción local y del consumo del 'kilómetro cero' que en el caso de Cantabria tiene una "muy buena" representación de productores, así como la apuesta de orientar las intervenciones de Cantabria en la futura Política Agraria Común (PAC) hacia el relevo generacional y la lucha contra el despoblamiento, mediante una elevada aportación al establecimiento de jóvenes y nuevos agricultores.

En este sentido, ha avanzado que entre las medidas de la futura PAC su departamento va apostar por incrementar el apoyo a la producción ecológica y asegurar las políticas de innovación en el sector, "manteniendo el apoyo a los grupos operativos ya los proyectos de innovación para que el sector avance".

Finalmente, ha destacado el papel que desempeñan los Grupos de Acción Local a la hora de desarrollar políticas transversales y con un enfoque territorial que tengan en cuenta la realidad de las zonas rurales y las necesidades de sus habitantes, teniendo en cuenta que se trata d las zonas más desfavorecidas de Cantabria".

Comentarios