domingo 5/12/21
Santander

La Asociación Pro Vida contará con un nuevo local cedido por el Ayuntamiento para atender a familias

La alcaldesa, Gema Igual,  ha explicado que con esta medida el Ayuntamiento trata de facilitar la labor de la asociación para que pueda prestar en las mejores condiciones sus programas de atención a la infancia y la familia.

Provida
El nuevo local, de 92 metros cuadrados, está ubicado junto a otro espacio cedido por el Ayuntamiento de Santander a la asociación

La Asociación Cántabra Pro Vida contará con un nuevo local cedido por el Ayuntamiento de Santander para la prestación de sus programas de atención a familias sin recursos, lo que permitirá a la entidad disponer de mayor espacio y poder ampliar su actividad.

La alcaldesa, Gema Igual, y la concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, han visitado junto a representantes de la asociación las nuevas instalaciones, situadas en la misma calle donde ocupaban ya otro local municipal.

El nuevo local cedido por el Ayuntamiento de Santander está situado en la misma calle donde ya ocupan otro local municipal

A partir de ahora, la actividad de la asociación se trasladará al nuevo local, situado en el Grupo Piquío (portal 3, planta baja, con acceso por la calle Las Cruces) y con una superficie de 92 metros cuadrados.

La Junta de Gobierno Local ha autorizado esta semana la cesión y la asociación ha recibido ya las llaves para poder comenzar la adecuación del espacio y el traslado.

Según ha explicado la alcaldesa, con esta medida el Ayuntamiento trata de facilitar la labor de la asociación para que pueda prestar en las mejores condiciones sus programas de atención a la infancia y la familia, y dar respuesta al crecimiento que ha registrado su actividad en los últimos años.

Además de la cesión del local -que tiene una vigencia inicial de un año, prorrogable por anualidades hasta un máximo de diez-, la asociación cuenta también con apoyo económico municipal para el desarrollo de sus proyectos, en concreto, para un programa de ayuda a familias sin recursos, de minorías étnicas, inmigrantes o en riesgo exclusión.

La vigencia de la cesión es por un año, prorrogable por anualidades hasta un máximo de diez, además de mantener el apoyo económico municipal para desarrollar los proyecto de la asociación

La asociación, fundada en 1983, centra su labor asistencial en la ayuda a familias que necesitan apoyo económico y recursos para afrontar el cuidado de sus hijos y atiende a más de 200 familias cada año en la ciudad.

También ofrece asistencia a madres solas en situación de marginación, pobreza e inseguridad; ayudas para la alimentación y alojamiento; cursos de salud para embarazadas y sobre el cuidado de los hijos; y actividades sobre sexualidad responsable orientadas a adolescentes.