jueves 5/8/21
BEZANA

El Ayuntamiento ofrecerá el próximo martes un taller de adiestramiento canino

Representantes municipales junto al cartel de área de paseo de perros | Foto: Archivo
Representantes municipales junto al cartel de área de paseo de perros | Foto: Archivo

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana impartirá el próximo martes, 29 de junio, un taller gratuito de adiestramiento canino para propietarios de mascotas que estén interesados en adquirir nociones básicas de manejo y educación animal. El curso se impartirá de 17:00 a 20:00 horas en el Parque de Mariposas, un espacio acotado y alejado del ruido de vehículos, que se ubica en la calle Ferrocarril.

El objetivo, según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Luis del Piñal, es ofrecer a los vecinos la posibilidad de participar en una jornada educativa junto a sus mascotas, impartida por expertos en la materia y en la que podrán aprender algunas técnicas y trucos sobre comportamiento, control, socialización, educación y manejo animal. Se trata de mejorar la convivencia entre mascotas y personas, tanto en domicilios y espacios privados como en aquellos lugares públicos, ha señalado el Consistorio en nota de prensa.

Se trata de mejorar la convivencia entre mascotas y personas, tanto en domicilios y espacios privados como en aquellos lugares públicos

Santa Cruz de Bezana cuenta con dos zonas libres de paseo para mascotas en donde los animales pueden estar sueltos bajo el cuidado y control de sus propietarios. Una de ellas se encuentra en la franja verde que recorre el sur de la calle San Roque de Bezana, ocupando una superficie de 5.500 metros cuadrados, y la otra está junto al Parque de Cuartas, en Mompía, con una superficie de 1.300 metros cuadrados.

Estas dos nuevas áreas, habilitadas por el Ayuntamiento el año pasado, son las únicas del municipio, junto a la playa del Jortín, en la zona de San Juan de la Canal, en las que los animales pueden pasear libremente sin correa en cualquier época del año.

Los usuarios de estas zonas de paseo deben cumplir unas normas básicas de convivencia, como recoger los excrementos de sus animales y depositarlos en la basura, además de vigilar a sus mascotas evitando molestias a terceros. En dichas áreas de esparcimiento canino los perros catalogados como potencialmente peligrosos deberán hacer uso de correa y bozal, siguiendo la normativa autonómica. Tal y como se recoge en la cartelería instalada en estos espacios, las infracciones a estas normas serán sancionadas con multas de hasta 2.000 euros, conforme a la ordenanza municipal.

Comentarios