domingo 17/10/21
SIEMPRE CONTIGO

Seres queridos convertidos en joya

Una manera de perpetuar la presencia de las personas que se han ido a través de la creación de diamantes con su esencia.

Mediante procesos químicos y físicos las muestras se convierten en diamante
Mediante procesos químicos y físicos las muestras se convierten en diamante

El dolor que produce la pérdida de un ser querido, familiar, amigo, se materializa en el día a día a través de su ausencia. No poder ver, tocar, oír a esa persona nunca más es un sentimiento angustioso que todos los que han perdido a alguien sienten cada día.

Las fotos, los vídeos, los recuerdos compartidos entre las personas allegadas al fallecido, son algunos de los medios para mantenerlo siempre presente. Pero hoy en día existen otros en los que no hace falta una imagen para que estén llenos de significados.

En el siglo XXI, el crecimiento demográfico y su reflejo en el aumento de fallecimientos, la secularización de la sociedad, y la convivencia entre múltiples y diferentes creencias religiosas, han marcado un cambio en las formas de despedir a las personas que mueren. Mientras hace unos años la gran mayoría de las personas que fallecían en España eran enterradas, en la actualidad otras muchas optan por la incineración.

Algordanza

Esta técnica ha permitido a empresas como Algordanza innovar en recuerdos para que los seres queridos que se han ido permanezcan siempre entre quienes se quedan: convierten una muestra de esa persona en un diamante.

El proceso comienza con una toma de contacto con el familiar o amigo interesado, para conocer los detalles de su situación y sus deseos. Más tarde se recoge una porción necesaria de las cenizas o los cabellos, cuya antigüedad no afecta al proceso de transformación.

Cada proceso de creación es diferente y la realización depende de la concentración de carbono presente en la muestra. Se pueden conseguir uno o varios diamantes de la misma persona, o incluso obtener una joya producto de la unión de varias personas.

El laboratorio de Algordanza está situado en Suiza, donde los expertos extraen el carbono mediante un proceso químico al que sigue un proceso físico para transformar su estructura molecular en grafito. La cantidad de boro presente en el organismo de la persona de origen es lo que le concede al diamante una tonalidad azulada natural.

Para tener la oportunidad de conservar para siempre la esencia de un ser querido, se puede contactar con Algordanza en Cantabria, en el teléfono 942 864232.

Comentarios