jueves 21/10/21

Un insulto para Piélagos

Qué ofensa es que los actuales dirigentes del Ayuntamiento de Piélagos decidiesen que un ex-directivo de Saint Gobain era la persona indicada para dar el pregón de las fiestas de la Virgen de Valencia.

Qué inapropiado es que un ex director general de Saint-Gobain Canalización y ex director de Recursos Humanos de Saint-Gobain España dé el pregón de las fiestas patronales de Piélagos.

Si se avanzaban unos metros desde el lugar en el que se dirigió a las vecinas y vecinos de nuestro municipio, se ve la fábrica que su empresa cerró hace tres años, causando un vacío irrecuperable en Vioño y generando dolor e incertidumbre en un centenar de familias.

Qué sinsentido es que el señor De Ramón dijese que “sin tradición, un pueblo no puede ni existir ni mirar al futuro con éxito”, y que la “memoria colectiva” es la suma de esas otras, que “han pasado de padres a hijos y de abuelos a padres”. En la memoria colectiva de Vioño perdura y perdurará el comportamiento canalla de la empresa de la que ha sido directivo.

Qué sinsentido es que el señor De Ramón dijese que “sin tradición, un pueblo no puede ni existir ni mirar al futuro con éxito”

Qué insulto es para tantas personas de nuestros pueblos que asegurase que “sin tradiciones no hay futuro” y que Piélagos “se merece todo el futuro de éxito del mundo", cuando Saint Gobain nos robó una parte de ese futuro.

Qué ofensa es que los actuales dirigentes del Ayuntamiento de Piélagos decidiesen que un ex-directivo de Saint Gobain era la persona indicada para dar el pregón de las fiestas de la Virgen de Valencia, como si hace tres años no hubiera pasado nada, como si ya no duela ver cerrada la histórica fábrica de la Vidriera Mecánica del Norte (cuyo acrónimo es Vimenor, mostrando la importancia histórica y cultural de la fábrica para Piélagos, pues la económica es obvia).

Frente algo tan inapropiado, frente a tal sinsentido, frente a ese insulto, frente a esa ofensa, sólo podemos situar, citando al maestro Hobsbawm, la memoria de lo que otros han olvidado, o desean olvidar, y un proyecto de futuro desde el convencimiento de que otro Piélagos es posible.

Comentarios