lunes 18/10/21

Programación

España quiciabis no sea una unidá de distinu eno universal, peru es con siguranza un conteneor de basura mental macizáu a concencia.

mugu260919Ispijismu: naa s'está quietu | edc

Anthier u antisdanthier mi cuadró veer un pocu de tilivisión: unos cincu minutos de telediariu y otros cincu de la nueva serii "Malaka". Un risumin sociológicu jechu a concencia tocanti a la evulución de la sociedá que mos arrodea no mi biera arrisultáu tan claru.

Si la programación es basura, la cabeza del televidenti está condenaa a ser un esvarciaeru

Jaz un güen qué d'años que no gasto tilivisión; serán al pie de los veinti, si no mas. Y arricuerdo que siendo bien chicu dió en llamasi "La Caja Tonta", pola tuchura que recalaba. Dilliá-ca, el trastu ya dejó de ser una caja, peru la programación es muchu pior. Cuandu se escomenzó a uí-l vuquibli "telebasura", jue cuandu dierin en remanecer dellos programas que eran cosa de pocu agumitáu en comparanza cola mayuría de lo que echan abora, que mas que echáu valía dicir esvarciáu. Si la programación es basura, la cabeza del televidenti está condenaa a ser un esvarciaeru.

Quiciabis lo diji por aquí primeru porque lo pienso aminudu, peru por si escasu lo pongo abora:

- Una tilivisión basura lo es porque tien una programación basura.

- Un programa basura lo es porque tien unos cuntiníos basura; vien a ser un conteneor de basura de los de la calli, peru con dos difiriencias: la una, que es basura mental, no físicu. La otra, que si la basura físicu lo sacas de casa a la calli, la telebasura vien de la calli pa ser esvarciáu en casa, mas concretu, enas muéstras cabezas.

- Los cuntiníos basura son al consonanti d'una mentalidá basura: cuantu mas agustu cola telebasura, mas basura mental coleiciona unu. Es un Síndrumi Mental de Diógenis peru ensin naa amejáu ni de lejos a la filusufía.

- Una mentalidá basura, n'una sociedá ena que la imensa mayuría de la genti es televidenti, cunvierti de manu a la sociedá n'una sociedá basura, con una idiulugía basura, una cultura basura, y una mentalidá basura. No es dingún  milagru que veamos tanta basura físicu esvarciáu undiquiera. La cultura basura no da pa mas, por mucha campaña de limpieza que se jaga.

Nel tránsitu del plasma al eztoplasma está chumpáu pasar de la pantalla plana al encefalograma planu

El trastu dejó de ser cúbicu, dejó de ser una caja, pa ser una pantalla plana de plasma. Abora, si te iscuidas, la caja, el conteneor de basura, acabas arrisultando ser tú. Mucha genti se iscuida. Mucha genti pasa de ser televidenti a ser telecegaratu, y nel tránsitu del plasma al eztoplasma está chumpáu pasar de la pantalla plana al encefalograma planu. España quiciabis no sea una unidá de distinu eno universal, peru es con siguranza un conteneor de basura mental macizáu a concencia.

Jaz muchos años, primeru que yo dejara de veelo, los programaoris tilivisivos dicían que l'ésitu de la tilivisión estaba ena prusimidá de los cuntiníos, porque "la televisión imita a la vida". Bien de tiempu tuvi de comprobar arréu que en rialidá es la vida del telespetaor la que arrienda a la que saca la tilivisión. Una vez mas, ciertu tipu de sugerencias se acata cumu si jueran órdenis.

La programación tilivisivu, bien miráu,  es a tí a quín programa.

Aquí hemos cambeáu la manera d'hablar dos vecis. La una, de cántabru a castellanu, pa no pasar vergüenza. La otra, pasar de un castellanu formal a un hablaji a caa güelta mas cheli y mas andaluzáu

N'estos años ensin tilivisión pudi estar al tantu d'otra clas de cosas, pinto'l casu, de cúmu diba cambeando la manera d'hablar de la genti paisanu. Dicin que la manera d'hablar conforma la manera de ser. Aquí hemos cambeáu la manera d'hablar dos vecis. La una, de cántabru a castellanu, pa no pasar vergüenza. Esi trebaju está ya cuasi rematáu. La otra, pasar de un castellanu formal a un hablaji a caa güelta mas cheli y mas andaluzáu. Abora las cosas no dan tirria u si escasu rabia, abora dan coraje. Abora telita cola musiquita flamenquita cuandu tomas una cervecita en la terracita al solecito, y ti ponin unas olivitas con su ajito. Abora se jura polos muertos de la genti u de unu. Y pareju al cambéu del habla va polo vistu el de mentalidá; la lengua es el refleju de la manera de ser. Tres años de meter en caa casa una trisca de horas a Belén Esteban y a la sú comparsa, ya se va notando mas que es cumu de la familia, u mijor, que tul mundu va siendo cumu de la familia de Belén Esteban. Y cumu enantis de veela a ella, han vistu el telediariu, que diíca más d'un terciu del espáciu a enseñati ésitos pulicialis,  tamién se habrán díu recalando cola idea de jaz falta mucha manu duru cola dilincuencia. Cola dilincuencia probi, la que siguru que mañana ti akupa la casa, u col manteru, u con quin te aseñalin. Manu duru, mas. Contra l'abusu, abusu pulicial, jasta que sea l'únicu abusu. Se vei enas pricupacionis de la genti, que se paecin muchu a las de los cuerpos pulicialis y a las de los partíos de ultraderecha y las sús prupuestas.

Ya estamos mui aventajaos pol caminu de ser cumu protagunistas de la serii "Malaka"; vamos cugiendo la traza, l'airi, el hablaji, la mentalidá...tenemos un pocu de callejeru raqueru y otru pocu de pulicía de los de la manu ligera, que tampocu sé si las dos cosas istuvierin riñías anguna vez. Drentu de otros veinti años esto será, nós seremos, Malaka. Lo que no acanzo a maginar es cúmu será la programación. Lo que tengan preparáu pa mos programar, ena siguienti güelta de tuerca.