domingo. 04.12.2022

Moros y cristianos, ricos y probis

Hui cumu ahier y cumu anthier, el cuentu sigui siendu el mesmu: moros malos que quierin envadir a los españolis cristianos. Lo mesmu da que vengan a trebajar en puestos de trebaju que los españolis cristianos no quierin.

Pasadiju
Pasadiju

Lo de tener a los moros cumu los malos de la hestoria vien de lejos, al treviés de las clasis d'Hestoria ena iscuela, aborregando la una generación trés de la otra.

Cuandu salía l'asuntu en casa, la mí dijunta madri dicía que quinis despreciaban a los moros no era por moros, sino que era un casu de probis despreciando a probis; lo de que jueran moros era sólu una escusa, porque si el moru era jequi en tal de desprecialu lu ricibirían cumu de ruíllas.

Cuandu la Guerra'l Golfu, dicían aquello de "Me suben la gasolina? Muerte al moro, tío!!"

Hui cumu ahier y cumu anthier, el cuentu sigui siendu el mesmu: moros malos que quierin envadir a los españolis cristianos. Lo mesmu da que vengan a trebajar en puestos de trebaju que los españolis cristianos no quierin porque los españolis cristianos que ofrecin el trebaju quierin pagar por baju'l mínimu. El malu será el moru, si el moru es probi. La bandera manda, y manda jacer iquipu colos ricos y contra los probis.

No aguanto el regatéu, ni de moros ni de paisanos. Los mas callejeros del mí pueblu andaban deseando que remaniciera un moru vindiendo pola calli pa dir a regateali el preciu de lo que juera. Aluegu prisumían de beli sacáu un preciu bajísimu al moru. Inclusu hebo quin asaltó al moru pa arrobali lo pocu que llevaba, alfombras y too. Cuandu la Guerra'l Golfu, dicían aquello de "Me suben la gasolina? Muerte al moro, tío!!"

La gasulina anda mas caru que nunca, y tamién la luz.

Jaz pocu juimos a un pueblu de Castilla. Allí tienin parquis eólicos a trisca. El paisanu mos contaba que cuandu viía paraos los mulinos no era por falta de vientu: n'esi momentu cunsultaba los precios de la luz y siempri era cuandu estaban bajos. La suvinción a los mulinos se da por ser a pruducir una cantidá d'inirgía, no pola inirgía que de verdá se pruduz. Asina, prindiendo u aparando mulinos puein jugar a subí-l preciu que cobran por sigunda vez, aluegu de belis pagáu la suvinción. Otra cosa que pisculizó el paisanu era quínis estaban por tras de las empresas chicas que prumuvían los eólicos.

Los patriotas de banderona fácil y de la España eterna quierin protegela de los moros. De los moros probis y de los probis moros

Jaz unos cuantos años remanició por Suancis El Jequi. Vinía, dicían, con un séquitu de mujeris. Y vinía n'un Rolls Royce. Caa hosteleru del pueblu prisumía de ber atindíu u estar atindiendo al Jequi.  Andaba el pueblu urgullusísimu de tener al Jequi allí. Era tan Jequi, tan multimillonariu, que no era ya ni moru y era dinu del mayor respetu.

Los patriotas de banderona fácil y de la España eterna quierin protegela de los moros. De los moros probis y de los probis moros.

Arrisulta que las empresonas que andan por tras de las empresucas eólicas son de capital saudita, sigún dicía el paisanu castellanu. La plaga de mulinos que arrampla con Castilla y mas sitios es de urigin árabi. Al ser de árabis multimillonarios, los de la España eterna no van a abrí-la boca y si escasu, lis echarán la alfombra pa que pisin, masque sea una arrobaa a un moru probi. Los ricos no tienin raza ni riligión, y puein envadí-lo que lis apeteza. Y si están en cuenta de poder meté-la cuchar, los alabanciosos de bandera fácil tampocu tendrán raza ni riligión.

A la final, el Jequi marchó de Suancis. Y dejó muchu recuerdu, que jue lo únicu que dejó, porque dineru no. No pagó en dingún sitiu, polo vistu. Marchó un día callanducu nel Rolls col séquitu.

Y bien creo que el capital saudí, que vindió petróliu por castigu jasta esti mesmu momentu nel que ya no queda mas, y que abora va a vendemos con urgencia el desarrollu verdi cumu quin arremedia lo que bían jechu mal primeru, tien el mesmu respetu pol sitiu al que vien que el que tuvo l'otru jequi. Angunu vei protestar a los de la España eterna? Yo no, ni en cuenta estoi.

Moros y cristianos, ricos y probis
Comentarios